Manifestación ultraderecha Barcelona
Una imagen de archivo de una manifestación de la ultraderecha en Barcelona. EFE / Toni Albir

La Oficina de Derechos Civiles y Políticos (ODCP) ha cifrado este viernes en 328 las agresiones de la ultraderecha en Cataluña desde enero de 2017 hasta la fecha y ha alertado de que existe una veintena de organizaciones de este tipo actuando, principalmente en la provincia de Barcelona.

En una rueda de prensa, el director de este organismo dependiente del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía de la Generalitat, Adam Majó, ha explicado que estos grupos "están muy bien organizados y responden a la misma consigna", así como que actúan con "formas paramilitares".

"Buscan forzar enfrentamientos y violencia", ha apuntado Majó, que ha dicho que, aunque representen a "una minoría muy pequeña", estas organizaciones de ultraderecha "no dejan de ser peligrosas".

El listado facilitado por la ODCP indica entre estos grupos a los siguientes: Tabarnia, GDR Cataluña, Democracia Unidad Española, Resistencia Alta Tabarnia o Legión Urbana, entre otros.

Majó ha explicado que la Oficina que lidera utiliza tres baremos para etiquetar a los grupos en la ultraderecha: porque haciendo un "análisis" de los mismos se encuentran personas vinculadas históricamente a la extrema derecha; porque atacan la libertad de expresión; y porque haciendo un "seguimiento" de dichas organizaciones rápidamente aparecen mensajes de incitación a odiar al diferente.

De las 328 agresiones de la ultraderecha que la ODCP asegura haber contrastado, 120 son contra la integridad física, 76 son actos vandálicos contra entidades, 66 intimidaciones y amenazas y 47 actos vandálicos entre particulares.

Más del 80 % de los casos se han registrado en la provincia de Barcelona, el 12 % en Girona, el 4,5 % en Tarragona y solamente el 2 % en Lleida.

Majó ha indicado que la ODCP ha recibido hasta la fecha 30 peticiones de encargo, a las que hay que sumar las actuaciones de oficio iniciadas por el organismo.

Ha alertado de que hay "partidos y medios que hacen un discurso en el que intentan vender que hay un problema de convivencia y que lo que hacen así es blanquear a la ultraderecha y justificarla".

Majó ha dicho que existen "vínculos directos e identificables" entre miembros de estos grupos y algunos partidos políticos, aunque ha admitido que son "puntuales", y ha denunciado que existe una "evidente connivencia ideológica" entre estas organizaciones y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Ha afirmado haber pedido una reunión con la subdelegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, para tratar el auge de las agresiones de este tipo y otras cuestiones, y ha considerado acreditado que la extrema derecha "comienza pintando y amenazando y acaba matando", por lo que ha pedido atajar de raíz este fenómeno.

El presentado por Majó es el primer balance de actividad de este organismo, en funciones desde el mes de octubre.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.