España plantea en la UE reconocer a Guaidó si Maduro no convoca elecciones en Venezuela

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.
EP
El ministro de Asuntsos Exteriores, Josep Borrell ha anunciado este viernes que España ha propuesto a la UE que conceda legitimidad "temporal" al presidente autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó, si Nicolás Maduro no convoca elecciones de "forma libre" y "contrastadas" conforme a la comunidad internacional.

El ministro de Asuntsos Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado este viernes que España ha propuesto a la UE que conceda legitimidad "temporal" como "presidente interino" al presidente autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó, si Nicolás Maduro no convoca elecciones de "forma libre" y "contrastadas" conforme a la comunidad internacional.

Borrell no ha querido hablar de "ultimatum" a Maduro, pero ha asegurado que se ha terminado el tiempo del diálogo y que ahora lo que tiene que hacer es convocar elecciones "libres y limpias" porque, de lo contrario, se dará legitimidad para hacerlo al presidente de la Asamblea Nacional, el presidente autoproclamado Juan Guaidó. Esta es la posición que España quiere hacer valer como postura común de la UE, donde a pesar de las críticas de PP y Ciudadanos, el ministro ha asegurado que España está "liderando" la búsqueda de una solución, por sus lazos con América Latina.

Borrell ha comparecido en rueda de prensa al término del Consejo de Ministros para explicar que en ese mismo momento el representante español ante la UE estaba proponiendoen Bruselas  al resto de embajadores "alguna clase de definición del plazo temporal" a las elecciones que la UE ya acordó esta semana exigir en Venezuela. Si no, ha dicho el ministro, España propone "el reconocimiento como presidente interino [de Guaidó] para que esta elecciones sean convocadas por la Asamblea Nacional" que preside el autoproclamado presidente de Venezuela.

Horas después, terminada la reunión de los embajadores de los Estados miembros,fuentes diplomáticas esperaban un comunicado oficial al respecto de la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

A la espera de lo que sería un segundo pronunciamiento común de la UE en política exterior -que requiere unanimidad- Borrell se ha referido desde Madrid al primer comunicado conjunto que emitió la UE, el pasado miércoles, en el que reclamaba "elecciones libres". Según el ministro, España ha ido este viernes un paso más allá al reclamar a la UE que establezca un plazo para que se celebren estos comicios. Si no, ha pedido reconocer a Juan Guaidó como "presidente interino" para que sea el presidente de la Asamblea Nacional venezolana quien los convoque.

"Se ha planteado la necesidad de que la exigencia de elecciones vaya acompañada de alguna clase de definición del plazo temporal en el que estas deberían tener lugar. Y, si se constata que no existe la menor voluntad por parte del régimen venezolano de convocar elecciones, nos plantearíamos la adopción de otras medidas, entre las que se incluye el reconocimiento como presidente interino para que estas elecciones sean convocadas por la Asamblea Nacional", ha dicho Borrell.

A pesar de que España ha pedido fijar un plazo, el ministro no ha querido precisar este viernes en cuánto tiempo deberían celebrarse las elecciones. No obstante, ha señalado que debe ser "necesariamente corto".

No más dilaciones

"Ya no vale jugar con más dilaciones", ha señalado Borrell, que ha rechazado la intención expresada por el ministro de Exteriores de Venezuela de aceptar el diálogo que han ofrecido en la región México y Uruguay. Para España, ha añadido, "ya no estamos en un proceso de diálogo que se pueda eternizar, se trata de ver cómo se hace todo esto con las garantías necesarias", ha dicho en relación a las elecciones.

De esta manera, la posición de España consiste en primer lugar en forzar a que Maduro convoque unas elecciones "libres, limpias" y en línea con los niveles de la comunidad internacional, a diferencia de los comicios presidenciales del pasado mes de diciembre, que España no reconoció.

A pesar de que España no reconoce la legitimidad del presidente Maduro, Borrell ha admitido el dilema que se plantea entre esto y esperar que sea Maduro quien en primer lugar convoque elecciones y ha señalado que "no reconocemos su legitimidad porque no ha sido elegido en elecciones que reconozcamos pero tenemos embajador allí".

"La pregunta", ha añadido,  "es saber de qué manera se puede hacer que el pueblo venezolano se exprese de forma libre, segura y contrastada con respecto a las elecciones avaladas por la comunidad internacional".

Reunión en Bruselas

Esta propuesta de España ha sido estudiada este viernes en Bruselas por el Comité Político y de Seguridad (COPS), un órgano que reúne a los embajadores de los Estados miembros y que sirve de preparación para el Consejo de Asuntos Exteriores. Si este viernes hubiera unanimidad sobre la propuesta española, ya podría darse como tomada la decisión. Si no, se elevaría a una instancia superior, al Consejo que reúne a los ministros europeos de Exteriores.

Desde el miércoles, Reino Unido, Francia y Alemania se han mostrado favorables a reconocer a Guaidó, pero para tomar una decisión en ese sentido hace falta unanimidad. Fuentes comunitarias señalaban este jueves a 20 Minutos que países del Este de Europa habían mostrado por el momento poco interés por la situación de Venezuela, aunque apuntaban que podría hacerles moverse el hecho de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha respaldado contundentemente a Nicolás Maduro.

Este viernes, Borrell ha explicado en Madrid la propuesta española sin conocer el resultado de la reunión de los embajadores en Bruselas, aunque ha apuntado que "la mayoría está por la labor".

Tal y como consensuó la UE en el comunicado que emitió el miércoles tras la autoproclamación de Guaidó, Borrell ha insisido en que para España la única posibilidad ya es la convocatoria de elecciones, bien por parte de Maduro, que ostenta el "poder efectivo", o bien por parte de la Asamblea Nacional si el primero se niega.

Borrell ha rechazado las acusaciones que desde el PP y Ciudadanos se han vertido en los últimos días de la falta de liderazgo en la UE por parte del Gobierno español al resaltar que "el impulso que está dando España a este preoceso es muy grande, el presidente del Gobierno se ha comprometido personalmente, en varios contactos que ha tenido con los principales jefes de Gobierno europeos".

Críticas de PP y Ciudadanos

Desde el miércoles pasado, PP y Ciudadanos han arrecidado sus críticas al Gobierno por no reconocer de inmediato a Guaidó, mientras que Podemos e IU se han centrado en denunciar lo que consideran un "golpe de Estado". Para Borrell, estos son "blancos y negros" más fáciles de explicar que los "equilibrios" que tiene que hacer el Gobierno con el objetivo de "encontrar una solución para el pueblo de Venezuela".

"Es evidente que en España, a diferencia de otros países europeos, la cuestión de Venezuela es una cuestión de política interior", ha dicho Borrell, que ha apuntado que "el Gobierno español no trata de sacar rédito político interno", sino "contribuir a encontrar una solución para el pueblo de Venezuela". "Ese es nuestro objetivo, y eso obliga a hacer equilibrios. Los que no gobiernan se pueden permitir posiciones que son respetables pero hay que preguntarse hasta qué punto contribuyen a encontrar una solución", ha dicho.

El Gobierno considera que no existe en estos momentos un país en el mundo "con una crisis como esta" donde vivan "casi un millón de ciudadanos europeos", por lo que ve "imprescidible y necesaria una consideración" de lo que ocurre en Venezuela por parte de la Política Exterior europea.

"Dentro de la UE, España, junto con Portugal, ha ejercido una tarea de liderazgo y empuje para que la crisis de venezuela sea tomada en consideración por la UE", ha añadido Borrell.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento