Meghan Markle y el príncipe Harry
Los duques de Sussex se estrenarán como papás en primavera, un año después de celebrar su boda, como confirmó el palacio de Kensington. Markle será madre a los 37 años. GTRES

Desde que Meghan Markle se convirtiese en duquesa de Sussex tras pasar por el altar con el príncipe Harry, la prensa inglesa no ha escatima esfuerzos en exprimir al máximo la información que pueda obtener de ella, especialmente sobre su fuerte carácter, que le ha llevado a enfrentarse con la reina Isabel II y con su cuñada, Kate Middleton, duquesa de Cambridge.

Tanto es así que Judi James, una de las mayores expertas televisivas de Gran Bretaña en lenguaje corporal, lleva meses en los medios analizando todos los gestos de Meghan. Si hace unos meses, ella misma confirmaba la mala relación entre Markle y Middleton a través de sus gestos tensos en un acto público juntas, ahora la experta se ha centrado en el carácter de la duquesa.

"Meghan Markle es una persona cariñosa, pero dominante a la vez", explica Judi James centrándose en los gestos de Meghan con el príncipe Harry.

En un artículo en el Express, James asegura que ella es muy cariñosa, pero su actitud es dominante hacia su marido. "Es una actitud maternal, si te fijas, ella siempre realiza algún gesto que lo deja ver, como la forma de observarle, o sus manos, siempre coloca una en la espalda de él mientras sonríe con indulgencia".

"Siempre transmite tranquilidad y felicidad. Si Meghan está sufriendo algún tipo de infelicidad en privado, no lo refleja en ningún momento en público", asegura en cuanto a sus constantes roces con varios miembros de la familia real. "Teniendo en cuenta los constante rumores que apuntan a que su enemistad con Kate está provocando grietas entre los hermanos, Meghan y Harry transmiten felicidad siempre y en ningún momento se aprecia ira o ansiedad, excepto cuando él trata de ejercer de protector de ella, algo que se ve en su forma de cogerle la mano a Meghan en algunas ocasiones".

James también habla de la influencia que el embarazo tiene en la forma de actuar de la duquesa de Sussex. "Parece estar más que feliz siendo el centro de atención cuando tocaba su barriga delante del público". Esta primavera está previsto que Meghan dé a luz al primogénito de la pareja.