Parricida Elche
José María Maciá, el hombre que mató presuntamente con una maza a su mujer y sus hijos de seis y dos años. (MORELL/EFE) MORELL/EFE
El hombre acusado de asesinar a su mujer y sus dos hijos, de seis y dos años, mientras dormían en el interior de la vivienda familiar, en Elche, ha afirmado hoy en el juicio que los mató porque "el pecado" le "alcanzó", y ha subrayado que su acción "no tiene motivo ni justificación".

El procesado, J.M.M.N., ha declarado hoy en la primera sesión del juicio por esta causa que se celebra en la Sección Séptima de la Audiencia de Alicante, con sede en Elche, y que continuará mañana con la comparecencia de peritos y testigos.

Regresó a su casa de madrugada y, por causas aún desconocidas, mató a su familia

La Fiscalía, la acusación particular que representa a la familia de las víctimas y la acción popular que actúa en nombre de la Asociación de Mujeres Vecinales de Elche piden una condena de 60 años de prisión para el acusado y consideran que "conocía y comprendía plenamente el alcance de su actuación".

Los hechos se producían de madrugada, cuando presuntamente el padre, de 36 años, regresó a su casa y, por causas aún desconocidas, mató a su familia. Hacia las ocho de la mañana, la Policía Local halló los tres cuerpos sin vida en el domicilio familiar, alertados por un vecino.

Los cadáveres de la mujer y el hijo de seis años estaban en la cama de matrimonio, mientras que el menor de dos años se encontraba en el interior de su cuna. Todos yacían muertos como consecuencia de los fuertes golpes propinados en sus cabezas con una maza.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ELCHE