El cartel clavado en el suelo anuncia una urbanización que debió acabar en 1996, pero el solar sólo alberga matojos que ya florecen orgullosos con un palmo de altura. La zona de El Romeral, en la Colonia de Santa Inés, quiere un equipamiento deportivo para los cientos de viviendas, muchas sociales, que se han construido en los últimos años.

Y allí, en la confluencia de la calle Carmen Laforet y la avenida José Ribera, la valla anuncia unas VPO que ya fueron edificadas y entregadas a sus propietarios, según la Junta, quien reconoce el error de colocarla en otra parcela distinta. Un error que tiene edad de ser adolescente (lleva, al menos, desde 1995). Además, la incógnita de a qué se destinará ese suelo todavía no ha sido despejada por el Ayuntamiento de la capital.

En principio, el acuerdo consensuado con los vecinos preveía un complejo deportivo con piscina cubierta, pero el último estudio geotécnico desveló un terreno arcilloso que podría no aguantar la instalación acuática, explica la concejala del distrito, Purificación Pineda. Ahora mismo, la Fundación Deportiva está pendiente de otro estudio para ver si la piscina se ubica en otro sitio o puede construirse allí. El veredicto, «en unos meses», según Pineda. g. ballesteros