El ex alcalde de Petrer José Antonio Hidalgo (EU) y la ex primera teniente de alcalde Pilar Brotons (PSPV) declararán este miércoles ante el juez por los presuntos delitos de desorden público, desobediencia a la autoridad y coacciones por haber participado en 2006 en un acto contrario a la caza.

La imputación judicial, que afecta también al ex concejal de Gobernación y Seguridad Ciudadana Antonio Carrillo (EU), al ex presidente del Centro Excursionista de Petrer, Vicente Verdú, y al vecino y montañero Eduardo Beltrá, obedece a la admisión a trámite de una querella presentada por la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana.

Los hechos ocurrieron el 30 de diciembre de 2006, cuando los imputados acudieron, junto a unos 400 montañeros de Petrer y de Elda, a una concentración espontánea en la sierra de El Cid en contra del desarrollo de una montería de cabras de tipo montés (conocidas como arrüís).

Acudieron allí al mismo tiempo que los cazadores que iban a tomar parte en la batida, tanto en esta sierra como en otras de este término municipal, y consiguieron que la cacería fuera suspendida.

La iniciativa fue acompañada de una recogida de medio millar de firmas, además de una moción unánime de los grupos municipales de Petrer (IU-EU, PSPV-PSOE y PP) en contra de la actividad.

El Juzgado de Instrucción Número 3 de Elda ha imputado como autores de los presuntos delitos de "desórdenes públicos, desobediencia a la autoridad, coacciones y delito de injurias graves" a Hidalgo, Brotons, Carrillo, Verdú y Beltrá.

Todos ellos deberán acudir mañana miércoles a declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Elda por lo ocurrido en la concentración de diciembre de 2006.

La socialista Pilar Brotons ha indicado que prefiere no hacer valoraciones hasta el pronunciamiento del juez, aunque recientemente aseguró que volvería a actuar de la misma manera "en cuanto se intentara agredir como se agredió a los montes".