La Guardia Civil de Mieres ha detenido hoy a D. J. W., de nacionalidad polaca, por atracar una sucursal bancaria en la localidad de Mieres con un cuchillo de cocina.

El atracador obtuvo como botín 8.000 euros y utilizó a una rehén para la huída a la que dejó posteriormente en libertad, según informó la Guardia Civil mediante una nota de prensa.

Agentes de la Benemérita tuvieron conocimiento a las 9.00 horas de un atraco con intimidación en una oficina bancaria de la localidad de Santa Cruz de Mieres.

La descripción del atracador fue de una persona con acento extranjero, de unos 20 años de edad, y entre 1,70 y 1,80 de estatura. vestía pantalones vaqueros y sudadera blanca con capucha, además de una bufanda que le tapaba la cara dejando únicamente los ojos a la vista.

El detenido portaba un cuchillo de cocina con el que amenazó y obligó a una mujer a entrar en la sucursal reteniéndola en todo momento.

Una vez en el interior exigió el dinero que en esos momentos tenían en la caja de la sucursal, a lo cual uno de los empleados accedió entregándole una cantidad cercana a los 8.000 euros.

Seguidamente, el ladrón salió con la rehén que liberó una vez en la calle y emprendió la huida, corriendo por la carretera en dirección a Moreda.

La Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda y a las 12:00 horas, fue localizado y detenido en una zona boscosa de las montañas de la localidad de Santa Cruz de Mieres.