Fecundación in vitro
Procedimiento de Fecundación In Vitro. (FOTO:ARCHIVO) 20MINUTOS.ES
El Tribunal de Justicia de la UE considera que el despido de una trabajadora en fase avanzada de un tratamiento de fecundación "in vitro" es discriminatorio, aunque estima que aún no se encontraba embarazada a efectos legales, según una sentencia anunciada hoy.

Así se ha pronunciado la corte europea, en respuesta a una cuestión planteada por un tribunal austríaco que tramita la denuncia de una mujer que fue despedida dos días después de comunicar a su empresa que se le iban a implantar embriones resultado de una fecundación "in vitro".

Para la demandante, la empresa la despidió cuando "ya era una trabajadora embarazada"
El Tribunal con sede en Luxemburgo estima que este caso no puede atenerse a la protección contra el despido establecida por una directiva europea relativa a trabajadoras embarazadas, pues en el momento en que se comunicó el despido a la mujer, los óvulos fecundados "in vitro" aún no habían sido transferidos a su útero.

Para la demandante, la empresa la despidió cuando "ya era una trabajadora embarazada", ya que avisó a ésta de que en un futuro le serían transferidos los embriones.

No obstante, el tribunal europeo considera que una trabajadora sometida a este tipo de tratamientos puede acogerse a la protección contra la discriminación por razón de sexo, conferida por la Directiva sobre la igualdad de trato entre hombres y mujeres.

El tribunal ha basado su sentencia en el hecho de que los tratamientos de fecundación sólo afectan directamente a las mujeres, por lo que el despido de la trabajadora austríaca debido al mismo constituye una discriminación directa basada en el sexo.