Amador Mohedano vive su peor momento

  • Su hija Rosario podría volver a confiar en Amador para cerrar algunas actuaciones.
Amador Mohedano podría estar arruinado
Amador Mohedano podría estar arruinado
EP

Existe preocupación por el estado anímico de Amador Mohedano. Refieren tristeza, desgana, malestar y enfado. El hermano de Rocío Jurado ve pasar la vida con una desazón que parece tragedia. Los problemas económicos que le acechan desde hace tiempo, junto a las novedades sobre la finca Los Naranjos (que saldrá a subasta nuevamente, tal y como explicó 20minutos), han provocado que el nuevo año le pese como una losa.

No está solo. Me explican que, en el angosto camino por el que deambula, sus hijos –con los que tiene una relación no demasiado frecuente– le han tendido la mano. Incluso Rosario Mohedano, que triunfa con su último single, podría volver a confiar en él para cerrar algunas actuaciones. De seguir hacia adelante con esa idea, sería un gesto muy considerable, teniendo en cuenta que ella decidió prescindir de sus servicios al descubrir problemas con la Agencia Tributaria.

En cambio, la que no parece querer estar a su lado en estos momentos duros es Rosa Benito, su exmujer, con la que incluso evita coincidir en eventos familiares. El dolor por los supuestos engaños económicos que, según ella, sufrió durante su matrimonio, le impiden perdonar y olvidar. Ahora Rosa mira al futuro ilusionada por la llegada de un nieto y, dicen, por un amor que estaría empezando a desarrollarse.

Por cierto...

La reina de corazones sigue jugando al despiste con la boda que protagonizaría junto al escritor peruano. Tira balones fuera sin confirmar ni desmentir, tal vez esperando nueva exclusiva.

Por otro lado, es cierto que ha habido algún que otro desencuentro entre las cuñadas taurinas, pero nunca mala relación o animadversión. Ambas están enfadadas con la distorsión de los hechos y esperan que los desmentidos sirvan para pasar página.

El cantante que rompió con la bailarina tras divorciarse de la actriz podría estar conociendo a una nueva mujer, que nada tiene que ver con su perfil. Se les ha visto cenar muy acaramelados.

La matriarca se deja seducir por una tele autonómica que quiere llevarla de nuevo a primera línea. El problema es su contrato vigente y de larga duración. Y el escritor valenciano que llegó a ser ministro de forma breve ha cambiado su nombre en honor a su padre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento