Salado presidente Diputación Málaga aplaude al expresidente y consejero Bendodo
Salado presidente Diputación Málaga aplaude al expresidente y consejero Bendodo ÁLEX ZEA/EUROPA PRESS

Elías Bendodo ha visitado este miércoles la Diputación de Málaga ya como consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía para decir "hasta luego" a la que hasta hace escasos dos días era su casa, que ha presidido casi ocho años y considerando que ha dejado la provincia malagueña "un poquito mejor" que cuando llegó en junio de 2011.

En rueda de prensa junto al ya presidente en funciones de la Diputación malagueña, Francisco Salado, de quien ha dicho que será "un gran presidente"; y las vicepresidentas Ana Mata y María Francisca Caracuel, Bendodo ha señalado que "toca cerrar una etapa", recordando que en la vida todo son etapas "y en la política hay que estar con las maletas preparadas y a disposición de los ciudadanos".

Sobre sus nuevas responsabilidades como número tres del Gobierno andaluz, ha subrayado que estará en Málaga a menudo: "Trabajaré desde el móvil", recordando, igualmente, que sólo cambiará de edificio y seguirá trabajando por la provincia desde las instalaciones de la Junta de Andalucía.

"No me voy, Andalucía es muy grande y Málaga seguirá siendo una prioridad, seguiré trabajando por Málaga", ha enfatizado, al tiempo que ha incidido en que sigue siendo el presidente del PP malagueño y muy vinculado a esta provincia.

"La Junta de Andalucía tiene muchas deudas con Málaga", ha apostillado el consejero. Sobre si ha decidido ya quién será su viceconsejero, ha indicado que no lo tiene definido y que se conocerá en este Consejo de Gobierno que se celebra el sábado en Antequera o en el próximo, pero sí ha indicado que no será alguien procedente de la Diputación.

Lo que sí ha dejado claro es que en estos pocos días ha aprendido de la actuación del presidente de la Junta, Juanma Moreno, "la discreción, la prudencia y el necesario hermetismo". En este punto, sobre cuándo le llamó para ofrecerle el cargo ha indicado que fue el domingo a las 23.30 horas y no se lo pensó: "Al presidente nunca se le puede decir que no".

"Es bueno cerrar etapas y abrir otras. Ocho años son suficientes en un cargo y ya saben que yo estaba en una reflexión porque mis compañeros de partido me pedían que siguiera en la Diputación -otro mandato- pero no había contestado", ha manifestado, incidiendo en que "el mayor patrimonio de un político es su palabra".

BALANCE EN LA DIPUTACIÓN

Visiblemente contento, Bendodo, que ha calificado este día de "emocionante", ha agradecido la "profesionalidad de todos los trabajadores de la Diputación y de toda la Corporación provincial". "Han sido ocho años fructíferos, el primer mandato con mayoría absoluta y el segundo con mayoría simple y un acuerdo con Ciudadanos que abunda en el consenso", ha relatado.

En este sentido, ha agradecido el cariño de la oposición y el entendimiento en cuestiones "esenciales para la mejora de la calidad de vida de los malagueños". Ha citado, uno a uno, a los portavoces de la oposición: Francisco Conejo (PSOE), Guzmán Ahumada (IU) -que ha abandonado recientemente la institución para centrarse en su labor como parlamentario autonómico-, Gonzalo Sichar (Cs) y Rosa Galindo (Málaga Ahora).

También ha recordado a los alcaldes y alcaldesas de los 103 municipios y la ayuda prestada "independientemente del color político". Igualmente, el ya consejero ha enumerado algunos de los proyectos realizados bajo sus mandatos, destacando el haber dejado la deuda de la Diputación a cero en siete años; la creación de la Senda Litoral; el desbloqueo del Caminito del Rey; el apoyo al sector agroalimentario con la marca Sabor a Málaga, etcétera.

"Esto no es un final, esto continúa", ha dicho, indicando que ahora será de manos de Francisco Salado, hasta ahora vicepresidente de la institución, y con el que "la continuidad está garantizada". "Ahora tú lo mejoras", ha espetado a su hasta este martes vicepresidente primero.

Precisamente, en la junta directiva del PP de Málaga de este miércoles Bendodo le propondrá como candidato, recordando que quedan cuatro meses para que concluya este mandato "y no toca hacer grandes cambios".

De cara al futuro, ha señalado que Salado es "un gran alcalde de Rincón de la Victoria y va a ser un magnífico presidente" de la Diputación, aclarando, no obstante, que este cargo se elige después de las elecciones municipales. "Todo va a ir con normalidad absoluta, sin sobresaltos; seguirá la propia inercia", ha agregado.

"ES UNA ADMINISTRACIÓN ÚTIL PARA EL CIUDADANO"

La Diputación de Málaga celebrará el pleno de investidura, en el que se nombrará presidente a Francisco Salado, previsiblemente el 2 o 6 de febrero.

Precisamente, el ya máximo responsable de la institución supramunicipal ha incidido en que Bendodo "siempre será" su presidente y ha destacado que "su impronta quedará reflejada en la historia" de la institución por el trabajo realizado.

En este sentido, ha recordado que muchas personas no creían en las diputaciones "y con Elías se ha mostrado como una administración útil para los ciudadanos y la provincia". Salado ha agradecido la confianza depositada en él y ha certificado que el proyecto de Bendodo "y del PP, con el apoyo de Ciudadanos, seguirá trabajando para mostrar que es una administración muy útil y beneficiosa".

También ha recordado a Bendodo, al que ha agradecido los servicios realizados, que la Junta de Andalucía tiene "muchas tareas pendientes con Málaga", confiando en que resuelva "muchas" de ellas desde su nueva ocupación al frente de la Consejería de Presidencia.

Consulta aquí más noticias de Málaga.