Las tiendas zaragozanas no parecen notar la crisis económica. Durante el periodo de rebajas de invierno de este año, que está en su recta final, han vendido hasta un 15% más que otras temporadas. Y eso que las rebajas arrancaron flojas y a los consumidores les costó varias semanas empezar a gastar, según confirman los comerciantes.

Sin embargo, los elevados descuentos, que en muchas tiendas continuarán esta semana y la próxima con remates del 50%, han propiciado un mayor gasto por parte de los clientes. Los comerciantes consultados por 20 minutos se mostraron muy satisfechos con las ventas registradas. «La intensa afluencia de público ha hecho que acabemos con todas las prendas de la temporada pasada», explica la dependienta de un comercio.

Las tiendas de ropa son las más beneficiados en las rebajas, ya que los productos preferidos por los consumidores en liquidaciones están siendo las camisetas, los pantalones y los bolsos. Además, junto con las prendas rebajadas, muchos comercios mezclan otras de nueva temporada, aumentando así las ventas.

A partir de la semana que viene, las prendas para la temporada de primavera y verano tomarán los comercios zaragozanos.