Un robot de planchado
Foldimate es un robot que plancha, dobla y perfuma la ropa. FOLDIMATE

Planchar la ropa nunca ha sido divertido por lo lento y aburrido que es. ¿Y si no hubiera que hacerlo nunca más? El robot que plancha la ropa se presentó por primera vez en la feria tecnológica del CES en 2017 y tuvo una gran aceptación, acumulando 8.000 pedidos anticipados, según datos de FoldiMate, compañía que ha desarrollado el producto.

Resulta sorprendente el interés que ha despertado ya que la máquina costaba unos 850 dólares y ocupaba tanto como una lavadora.

Ahora, la compañía ha sacado una versión mejorada y más cara (980 dólares) que podría salir al mercado a finales de este año gracias a una asociación con el grupo de electrodomésticos BSH.

El artilugio puede doblar camisas, blusas, pantalones de todos los tamaños, jerseys, ropa de cama que no sea de gran tamaño... aunque las prendas pequeñas como calcetines o la ropa interior todavía se quedan fuera de las opciones de planchado. Eso sí: todo sale perfumado.

FoldiMate se jacta de que su robot puede doblar unas 20-40 prendas entre dos y cuatro minutos, pero hay que estar introduciendo pieza a pieza dentro de ella.

Quizás ese es el único fallo que se le puede encontrar al invento: la incomodidad de no poder dejarle toda la colada y que se encargue de separar y planchar la ropa por sí sola.