Familia tradicional
La familia tradicional representa un 40,8%. ARCHIVO

La familia tradicional ha sido superada por primera vez por las familias compuestas por personas solas -solteros, viudos, divorciados- y las parejas o matrimonios sin hijos, que representan el 44 por ciento del total.

El Eustat ha hecho públicos hoy los datos de la Encuesta Demográfica de 2006, según los cuales, la familia tradicional, compuesta por ambos padres y uno o más hijos, ha pasado de representar el 63% del total de familias en 1986) al 40,8% en el 2006.

Las familias formadas por parejas sin hijos han aumentado en algo más de 59.000 desde el año 1996

En los últimos diez años (1996-2006) la familia tradicional ha perdido representación, con la desaparición de unas 30.600 familias de este tipo, mientras que han aumentado un 61% las familias que viven solas y un 51% las parejas o matrimonios sin hijos.

Así, por primera vez, la suma de las familias de personas solas y las de parejas sin hijos (44%) supera a la tradicional de ambos padres con hijos (40,8%).

Los nuevos tipos de familia, personas solas y parejas o matrimonios sin hijos, suelen estar compuestos por personas de 55 años o más, en un 60 por ciento de los casos.

El doble de divorcios o separaciones

Según el Eustat, en el caso de las personas que viven solas, algo más del 61% son mujeres, solteras en un 48% de ellas y viudas en el 41,5%. Si en 1996 las divorciadas o las separadas que vivían solas eran 7.000 personas, en el 2006 se duplica su número, hasta afectar a unas 14.400, el 8,4%.

Las familias formadas por parejas sin hijos han aumentado en algo más de 59.000 desde el año 1996. Además, la familia tradicional ha reducido su tamaño medio: de 4,3 personas en 1986 a 3,9 en 1996 y a 3,7 en 2006. Por otro lado, han aumentado las familias con más de un núcleo familiar y se mantienen las formadas por individuos sin lazos de conyugalidad o filiación, debido a la inmigración.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VITORIA.