viajeros
Un grupo de viajeros caminan con sus maletas hacia la plaza de España de Barcelona que permanece cortada por los taxistas. EFE/Quique García

El Govern ha advertido este martes de que "solo modificará" su decreto para regular la actividad de los VTC "si hay consenso" con los sectores afectados, y ha reclamado "respetar" la celebración del Congreso Mundial de Móviles (MWC), a finales de febrero, como muestra de buena voluntad negociadora.

En rueda de prensa tras la reunión del gobierno catalán, que ha abordado el conflicto de la huelga de taxis, Calvet ha vuelto a defender el tiempo mínimo de precontratación de 15 minutos de un servicio VTC planteado por el Govern como una solución "idónea", y ha exigido de nuevo a las partes negociar "sin chantajes". Calvet ha anunciado que aprobarán el decreto ley que recoge ese periodo mínimo si no cesan las protestas de todos los sectores implicados.

"Si no podemos trabajar sin concentraciones en la calle y no se garantiza que el MWC se desarrollará con normalidad, el Govern tirará adelante el decreto ley como lo tiene previsto, con los 15 minutos de precontratación", ha subrayado en rueda de prensa tras el Consell Executiu.

Reunión esta tarde

A la espera de las reuniones previstas con el sector del taxi y las VTC, Calvet ha apelado a un diálogo "sin presión en la calle, chantajes ni violencia" para conseguir el mejor marco posible de movilidad, pese a admitir que las posiciones están alejadas.

Calvet se reunirá esta tarde tanto con el colectivo de taxistas como con representantes de las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) y del Área Metropolitana de Barcelona para intentar acercar posturas y poner fin a esta huelga indefinida de taxistas que hoy llega a su quinto día.

Uber y Cabify avisan de que dejarán Barcelona si se impone la precontratación

Las empresas de alquiler de coches con conductor (VTC) Uber y Cabify han advertido de que dejarán de operar en Cataluña si el Govern aprueba finalmente el decreto que establece que los usuarios deban contratar sus servicios con una antelación mínima de 15 minutos.

Estas compañías consideran que este requerimiento supondría el fin de sector, que emplea a más de 3.000 personas en Cataluña.

"Restricciones como el tiempo de espera de 15 minutos ponen en riesgo a todo el sector de los VTC en Cataluña", ha asegurado este martes un portavoz de Uber, multinacional que opera en más de 600 ciudades de todo el mundo, entre ellas Barcelona, donde presta sus servicios desde marzo de 2018.

"Esperamos sinceramente que las administraciones públicas regulen en favor del interés general. Miles de puestos de trabajo, así como la alternativa de movilidad que usan millones de personas en España, están en juego", ha subrayado el portavoz de la compañía estadounidense.

Uber anunció hace poco más de dos meses su intención de llegar a una treintena de localidades de la provincia de Barcelona, lo que suponía la incorporación de unos 200 nuevos vehículos y 400 conductores.

Esta plataforma domina el sector de los VTC en España junto a Cabify, que ha cerrado 2018 con cerca de un millón de usuarios registrados en Barcelona y tres millones en el conjunto del país.

El director para Europa de Cabify, Mariano Sylveira, también ha avisado que si el Govern aprueba cualquier tipo de precontratación la compañía dejará de operar en Cataluña.

El objetivo del Govern es regular el sector mediante un decreto ley que prevé aprobar en las próximas semanas y que establece que los servicios VTC se tengan que contratar con una antelación mínima de quince minutos.

Esta medida no gusta al sector VTC, pero tampoco a los taxistas, que están en huelga indefinida desde hace cinco días para exigir que se amplíe este tiempo de reserva a horas.

Marcha de taxistas hasta Territori

Para presionar al Govern, los taxistas han marchado hasta la sede de la Conselleria de Territori y se han concentrado a sus puertas durante el encuentro, a las 16 horas.

El grupo de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona confía en que este martes los taxistas dejen de ocupar el centro de la ciudad y de manifestarse en protesta por las propuestas de la Generalitat sobre la regulación del sector de vehículos de alquiler con conductor (VTC), mientras que el PSC pide una tregua en la huelga del taxi.

Habla la oposición municipal

El portavoz del grupo de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Coronas, ha considerado que en la reunión que mantendrán este martes los taxistas con la Generalitat debe alcanzarse un preacuerdo para "levantar la protesta" y solucionar los problemas que causa la ocupación del espacio publico que mantienen.

Por su parte, en su cuenta de Twitter, el presidente del grupo municipal socialista, Jaume Collboni, ha hecho publica la carta que ha enviado a la alcaldesa Ada Colau, en la que reclama que lidere "una tregua en la huelga del taxi", encontrar una solución acordada y recuperar la movilidad de la ciudad.

Los grupos en la oposición han abordado este martes la situación en que se encuentra la capital catalana a consecuencia del conflicto en las ruedas de prensa de presentación de las iniciativas que llevarán al pleno ordinario del próximo viernes.

PDeCAT, ERC y Cs han coincidido en condenar los incidentes violentos, lamentar los problemas de movilidad y también en manifestar su descontento por el papel que está desempeñando la alcaldesa Ada Colau, presidenta del Área Metropolitana de Barcelona.

ERC la ha acusado de "echar leña al fuego", PDeCAT de "fingir que no va con ella" y Cs, de "alentar el conflicto".

La presidenta del grupo de Ciudadanos, Carina Mejías, ha aprovechado su comparecencia para reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez "una regulación nacional que permita la libre competencia".

En su cuenta de Twitter, el presidente del grupo del PP, Alberto Fernández, ha llamado al diálogo, el acuerdo y la sensatez y ha condenado la violencia.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.