Javier Bardem besa a su madre, Pilar, al llegar a los Oscar.
Javier Bardem besa a su madre, Pilar, al llegar a los Oscar. EFE
La ceremonia de entrega de los Oscar fue seguida por una media de 32 millones de espectadores, lo que representa la peor cifra de sus retransmisiones, según datos aportados por la empresa de medición de audiencia Nielsen Media Research.


Sólo en 2003, tras la invasión de Irak, los Oscar tuvieron menos audiencia
La entrega fue ofrecida en la noche del domingo al lunes por la cadena estadounidense de televisión "ABC" y duró más de tres horas.

El año pasado, la ceremonia fue seguida a través de dicha cadena de televisión por una media de 38,8 millones de espectadores, lo que representa una caída de seis millones, en relación a este año.

El peor dato de audiencia estaba hasta ahora en la retransmisión de 2003, con una media de 33 millones, la primera tras la invasión de Irak, que fue presentada por Steve Martin y en ella la película Chicago obtuvo el Oscar a la Mejor Película.

La edición más vista hasta ahora ha sido la de 1998, con una media de 55 millones de espectadores, cuando Titanic se llevó 11 premios.

La ganadora de la noche, No es país para viejos, de los hermanos Coen, que sirvió para que el español Javier Bardem lograra el primer Oscar para un interprete en la historia del cine español, sólo ha logrado en la taquilla estadounidense 64 millones de espectadores.