García Grana quedará lista tras ocho años de obras para 500 casas
La reconstrucción de la barriada García Grana comenzó en 2001. (M. M)

Un pequeño paso para el Ayuntamiento y un gran salto para la barriada. Las obras de la tercera y última fase de reconstrucción de García Grana han sido adjudicadas para levantar un edificio de 64 viviendas (501 en total) en 18 meses y su conclusión estaría fechada en agosto de 2009, aunque aún queda por derribar un bloque antes de comenzar los trabajos.

Además de este edificio, también se prevé otro con el mismo número de casas en régimen general de venta, al que podrán optar vecinos de cualquier punto de la ciudad, ya que en las citadas 64 ya se habrán realojado a todos los habitantes del barrio, explica el Consistorio.

Los trabajos para derribar los deteriorados bloques (primera fase) comenzaron en 2001 y el próximo mes de abril está previsto que se entreguen las llaves de la segunda fase, según relata el presidente de la asociación vecinal, Juan Manuel Moreno.

Polémica

Ahora, lo que piden los vecinos que entrarán en abril es tener las mismas oportunidades que los de la primera etapa. A éstos, tras muchas protestas, el Ayuntamiento les concedió la compra en dos fases: a los diez años de ocupación (50%) y a los 25 (el otro 50%). Y es posible que las casas de la segunda fase se tengan que comprar a los 25. «La categoría que le han dado a las casas son distintas, pero los vecinos queremos los mismos derechos», expresa Moreno.

Otro fleco que queda pendiente es el sistema de adjudicación. Los vecinos se reunirán «en una semana y media» para elegir entre las dos opciones que se han ofrecido desde el Instituto Municipal de la Vivienda: sorteo puro u otro con derecho a escoger el tipo de vivienda (dos, tres o cuatro dormitorios).

Nacimiento del barrio, década de los 50

La barriada, de propiedad municipal, fue construida para realojar a 500 familias que se quedaron sin vivienda tras las inundaciones del arroyo del Cuarto. Se edificaron 11 bloques de cinco plantas.

Asistencia social, para 2.000 personas

Inserción laboral, educación, acercamiento de recursos... El Ayuntamiento elaboró un plan de convivencia para la barriada que ha prestado servicio a más de 2.000 personas, en muchos casos, con desequilibrios sociales.