Ni él mismo se lo creía cuando el pasado domingo fue escogido como representante español para Eurovisión 2019 (el próximo 18 de mayo en Tel Aviv, Israel). Miki Núñez, de 23 años y vecino de Terrassa (Barcelona), no llegó a ser finalista de la última edición del concurso musical Operación Triunfo (OT) de TVE, que ganó Famous.

Tampoco era el favorito el domingo en las encuestas, que lideraba MaríaVillar con el tema Muérdeme. Pero lo cierto es que, contra todo pronóstico, Miki Núñez puso de pie al público del plató y al de casa con su actuación y representará a nuestro país con el tema festivo La venda, compuesto por Adrià Salas de la banda barcelonesa La Pegatina, de la que Miki es fiel seguidor. Este chico cercano, con las ideas claras y con una sonrisa permanente, atiende a 20minutos.es.

Han pasado pocas horas desde que ha sido elegido representante español para Eurovisión ¿Ya lo ha digerido?
Me han preguntado por la cara de sorpresa que puse cuando Roberto Leal dijo mi nombre. Y fue tal cual lo que sentía en ese momento, porque María era la favorita. Al llegar a casa intenté no pensar en ello para poder descansar. Y ahora quiero disfrutar de todo lo que venga porque Eurovisión es un festival al que se va a cantar y a mezclar culturas y lo único que puede traerme son cosas buenas.

¿Cuál ha sido la felicitación que más le ha emocionado?
La de mi hermano. Acabó la gala y se esperó para verme. Vino corriendo, me abrazó y me dijo: «Si eres feliz yo soy feliz». Mis padres han perdido dinero para que yo pudiera tocar en salitas pequeñas antes de OT, por lo que ahora todo esto me llena de orgullo, me emociona. Mis amigos ya están buscando billetes para ir a Tel Aviv.

¿Qué le dijo Alfred García en la gala del domingo? Junto a él y a Manel Navarro es el tercer catalán consecutivo en acudir al festival.
Alfred me dijo:«Empápate de todo y disfruta». En cuanto a mi origen, quien use políticamente que soy catalán no sabe lo que es Eurovisión.

¿Ya se visualiza sobre el escenario en Tel Aviv?
Cuanto más cerca esté del público cuando actúe, más contento estaré. Si puedo transmitirles desde más cerca esa alegría, yo encantado. No me ha dado tiempo a plantearme aún cómo será la puesta en escena aunque una más provocativa podría mejorar los últimos resultados de España en el festival.

¿Qué le diría a los que han tachado La venda de charanga o de canción verbenera?
Los votantes de Eurovisión son mucho más inteligentes y han votado la canción que más les gusta y no han entrado en polémicas. Cuando me ofrecieron La venda pensé que podíamos liarla parda. A todos nos gusta pasárnoslo bien y disfrutar de la música. Esta canción está hecha para eso. Ha encontrado (Adrià Salas) un punto intermedio entre elegancia y diversión. Las vendas son esos prejuicios que no nos dejan ver más allá y quitarlas es ser libres al final.

¿Y este tema refleja, además de este mensaje y de la alegría de vivir típicamente española, su personalidad como artista?
Por supuesto. Creo que la canción me representa porque soy una persona optimista, alegre y muy poco orgullosa. Soy de «vamos a llevarnos bien».

¿Piensa que algunos de sus compañeros en OT no querían ir realmente a Eurovisión?
No creo que ninguno de ellos viese lo de participar en el festival como un marrón.¡Pero si es una oportunidad!

Su favorito era Famous.
Es una persona tan bebé y tan grande a la vez...Tiene un corazón tan limpio que se sube al escenario y se ve. Ocupa el escenario con su vozarrón. Es el artista completo. Es increíble.

¿Qué posición ambiciona en el festival?
España no ha quedado muy bien parada en los últimos años. El mejor puesto será el que escojan los europeos con sus votos. Pero voy a dar el cien por cien de mí para, obviamente, ganar.

¿Qué le espera tras Eurovisión?
Ya estoy preparando un disco pero, como dice mi madre, me lo tomaré «sin prisa pero sin pausa» (en él podría colaborar Alfred de OT y el dúo Arnau Griso). Y pienso todo el rato: «Qué guay, qué chulo» porque voy a hacer lo que me gusta: viajar y hacer música.

¿Mantendrá Miki como su nombre artístico?
Ni idea. De momento Miki me gusta.

Optimista y con fuerza de voluntad

A sus 23 años, Miki Núñez ha estudiado Educación Primaria y ejerce como profesor auxiliar en una academia de inglés. Ha recibido clases de guitarra y piano, tiene un grupo llamado Dalton Bang y es compositor. En OT quedó en sexta posición. Antes de entrar al concurso de TVE adelgazó 20 kilos.