Un hombre de 42 años, que había sido detenido anteriormente en 56 ocasiones, ha sido sorprendido en el interior de una casa de Antequera cuando forzaba la puerta para salir tras haber robado presuntamente en la misma. Entre los arrestos previos, 26 de ellos se debieron a robos con fuerza. Esta última detención fue posible gracias a un ciudadano que avisó de que había un individuo por los tejados, informó ayer la Policía Nacional. Los agentes tuvieron que descolgarse por varios tejados para llegar a la vivienda (en un tercer piso) y acceder a ella. El supuesto ladrón portaba varios relojes, joyas y otros objetos de valor.