Julián Muñoz prestó ayer declaración indagatoria por el caso Malaya y reiteró ante el juez que no recibió dinero del supuesto cerebro de la operación, el ex asesor de Urbanismo Juan Antonio Roca. Además, expresó que la «enemistad» entre ambos era «manifiesta». Ayer comparecieron también el ex edil Pedro Pérez y cuatro procesados más. Y hoy declarará en otro caso Alberto Piñana, el administrador de la empresa (Copasur) que Marisol Yagüe contrató para reformar su casa por casi un millón de euros. Investigan la presunta utilización de material municipal y la supuesta pretensión de la ex regidora de pagar la obra con dinero público.