La Policía Local realizó a lo largo de este fin de semana ocho controles de circulación por sorpresa. En total se pararon 192 vehículos y 58 conductores fueron sancionados. La infracción más frecuente fue el exceso de velocidad (25 multas), aunque también hubo 13 personas sancionadas por ir al volante sin llevar puesto el cinturón de seguridad. Además, los agentes registraron otras infracciones, como carecer del seguro obligatorio para circular, no llevar el casco puesto al ir en moto o tener la ITV caducada. También, un conductor fue sancionado por dar positivo en la prueba de alcoholemia.