El autor de los disparos de Teruel asegura que actuó en defensa propia
Los acusados, Miguel Ángel y Salvador Latasa, llegando, ayer, al juicio.(Efe)
Los hechos tuvieron lugar el 9 de abril de 2006. Ayer dio comienzo el juicio contra los hermanos Salvador y Miguel Ángel Latasa, por el tiroteo que acabó con la vida de José Antonio Polo e hirió de gravedad a Ángel Sánchez, en Teruel.

En la vista, Salvador insistió en que realizó dos disparos de protección y que en ningún momento apuntó, según explicó ayer ante el tribunal. El acusado aseguró que sintió miedo cuando Polo se le encaró y se derrumbó en varias ocasiones durante el juicio. Su defensa solicita la libre absolución por legítima defensa y «miedo insuperable».

Sin embargo, la acusación particular, que representa a los padres y hermanos del fallecido, su hija y el herido en el tiroteo, y la Fiscalía piden para Salvador Miguel Ángel penas que van desde los 8 a los 31 años, por delitos de homicidio consumado y tentativa de homicidio.

La Audiencia Provincial de Teruel tratará de esclarecer si los acusados conocían a la víctima con anterioridad.

Ayer también tuvo lugar la última vista por el crimen de la calle Porcell, en la que declararon los peritos.