Las carreteras de la Región no son todo lo seguras que deberían. De hecho, según los últimos datos, el año pasado se registraron 1.447 accidentes de tráfico en la Región, casi cuatro siniestros diarios, según la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.
Aunque cueste creerlo, son 251 accidentes menos que durante 2006, que finalizó con 1.698.

Las carreteras más peligrosas son la N- 332 en el tramo que discurre entre los municipios de San Javier y San Pedro del Pinatar y la F 35, que une Cartagena con La Aparecida. La A-7 entre Elche y Murcia; la A-30 entre Murcia y Cartagena; la C-415 en Alcantarilla; la C-3211, que une Lorca y Águilas, y la C-3223, en Fortuna son otras de las vías menos seguras.

117 muertos en 2007

La alta tasa de siniestralidad  tuvo graves consecuencias. El año pasado 117 personas pedieron la vida en la Región por accidentes de tráfico, 592 resultaron heridas graves y 1.854 heridas leves. Al igual que con los accidentes, los heridos también disminuyen (251 accidentes menos que en 2006), aunque el número de fallecidos es muy similar (cuatro muertos menos).

«Las distracciones, no guardar la distancia de seguridad y el alcohol son los principales motivos de los accidentes», según fuentes de la Policía Local de Murcia.

Trágico fin de semana

Ocho personas resultaron gravemente heridas durante este fin de semana en los 16 accidentes de tráfico ocurridos en Región de Murcia, informó ayer la Jefatura Provincial de Tráfico. Entre las causas de los siniestros destaca la velocidad inadecuada, distracciones, la invasión del carril contrario y no respetar la prioridad de paso. Durante el fin de semana se realizaron 843 pruebas de alcoholemia, de las que 68 dieron positivo, un 4,75%