El nuevo Registro Civil cierra en su primer día por falta de previsión
La nueva sede del Registro Civil de Murcia, vacía. (Fernando Muñoz)

Ni los servicios mínimos para inscribir en el Registro a un bebé, un fallecimiento o un matrimonio en Murcia. La nueva sede del Registro Civil en Espinardo no pudo abrir sus puertas ayer, a pesar de estar anunciado. Treinta personas que hacían cola desde las 7.30 horas se quedaron tiradas y sin atender.

La causa no fue la huelga de funcionarios de Justicia, sino que «no se ha podido realizar el traslado de los libros del Registro y del equipo informático a la nueva sede», explican fuentes del Registro. Aun así, «se prevé que hoy esté en funcionamiento», apuntan desde el TSJ. «Es una muestra de la falta de medios humanos y técnicos que tiene el Ministerio», explica Rafael Romero, del sindicato CSI-CSIF.

Permiso de paternidad

El bebé de Francisco Ortiz nació la semana pasada y aún no ha podido inscribirlo. Ayer madrugó para ser el primero en la cola, pero se encontró con que a las 9.00 horas les decían que era imposible por falta de medios para hacer las gestiones. Y la antigua sede está cerrada.

«Estoy indignado, sin el registro no puedo pedir el permiso de paternidad», explica enojado Francisco Ortiz.