Es la esperanza de la familia de Julen y del equipo de rescate. Es una moderna tuneladora que hasta hace unas horas estaba en unas obras en la M-40 en Madrid y ahora es la que horada la tierra para crear un túnel que pueda acercar a los rescatadores al niño, que cayó por un pozo de 110 metros de profundo el pasado domingo en Totalán, Málaga.

La Guardia Civil ha compartido un vídeo en el que se ve cómo la enorme broca de la perforadora agujerea el terreno. El túnel debe medir unos 70 metros. Para ello se estima que serán necesarias unas 15 horas de trabajo. Eso sí, siempre y cuando no se encuentre en su camino ninguna zona de roca que obligue a los ingenieros a cambiar el cabezal de la máquina, operación que lleva unas horas.

Cuando el trabajo de la perforadora esté acabado, un grupo de mineros asturianos especializado en operaciones de rescate bajará para crear, a mano, un túnel horizontal que será finalmente por el que se espera acceder a Julen. Esa operación durará entre 20 y 24 horas, porque además de perforar, los mineros tendrán que apuntalar el túnel con maderos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.