Lambán asiste al primer encuentro de participación en la escuela rural.
Lambán asiste al primer encuentro de participación en la escuela rural. GOBIERNO DE ARAGÓN

Lambán ha asistido este sábado en la localidad turolense de Calamocha a la primera Jornada de Participación de la Comunidad Educativa en el Medio Rural, un encuentro que surge del Observatorio de la Escuela Rural, creado por el Gobierno de Aragón y pionero en España, con el objetivo de consolidar la calidad del sistema educativo en los pequeños municipios.

La jornada está destinada a toda la comunidad educativa y al tejido social y cultural y pretende recoger y compartir experiencias e ideas que contribuyan al desarrollo y mejora del medio rural en todos sus aspectos: educativo, cultural, social y profesional. En este acto, a Lambán le han acompañado la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, y el alcalde de Calamocha, Manuel Rando.

El presidente de Aragón ha abierto la jornada recordando que la Comunidad lidera la inversión en educación a nivel nacional y duplica la media de inversión en la materia, ya que el Ejecutivo ha incrementado en mil millones la inversión esta legislatura en servicios sociales. "La educación es para mi Gobierno la piedra angular, porque entendemos que es el principal instrumento para conseguir marcos de igualdad de oportunidades. La pervivencia de las escuelas en el medio rural es la mejor garantía para que sobrevivan los pueblos", ha destacado.

En este sentido, ha recalcado que el Gobierno de Aragón ha dado a la escuela rural un respaldo inversor porque el coste de una plaza escolar en un pueblo y triplica el de una urbana. "En definitiva, nos hemos dedicado a garantizar que la educación sea de la misma calidad en el medio rural y el urbano".

Ha relatado que la escuela rural en Aragón es la red más extensa en número de centros, llega a todos los puntos y es el principal garante de la vertebración del territorio, ya que el mantenimiento de colegios supone la principal arma en la lucha contra la despoblación. Por ello, el Gobierno de Aragón ha salvado del cierre un centenar de escuelas con entre 3 y 6 alumnos.

De este modo, pretende garantizar la prestación de servicios públicos y la igualdad de oportunidades a todos los aragoneses, independientemente de donde residan. El Ejecutivo considera que esto es especialmente importante en una Comunidad como la aragonesa en la que más de 200 escuelas tienen menos de 20 alumnos, es decir, un tercio de las escuelas aragonesas.

El esfuerzo del Gobierno de Aragón por la escuela rural se materializa en sus presupuestos: más de 34.100 alumnos estudian en localidades de menos de 5.000 habitantes, lo que supone el 18 por ciento del alumnado total y a ellos se destina el 31 por ciento del presupuesto educativo. La inversión en un alumno del medio rural casi triplica la inversión necesaria en un alumno en las ciudades.

La apuesta por la escuela rural durante este Gobierno se traduce también mejora a la atención del alumnado. En concreto, se han mejorado las ratios mínimas para proceder al desdoble de grupos.

En la legislatura anterior, las escuelas rurales con entre 11 y 13 alumnos tenían una sola aula y un docente y medio asignados, mientras que el actual Gobierno ha aprobado dos unidades y dos maestros a partir de los diez alumnos.

Por otra parte, en la actualidad se considera centro completo aquel con 140 alumnos (en algunos casos, según sus características y distribución, con alguno menos), mientras que en el pasado no se acreditaba a un centro como completo mientras no tuviera al menos 159 estudiantes matriculados.

ESTABILIDAD DEL PROFESORADO

El Observatorio de la Escuela Rural detectó como una de las debilidades de la educación en localidades pequeñas la falta de estabilidad del profesorado. Ante esto, el Departamento de Educación llevaba meses trabajando en una iniciativa que se ha puesto en marcha este curso y que ha permitido a 167 docentes de 38 centros permanecer en sus centros durante tres años. De esta manera, se favorece la continuidad de los proyectos educativos y repercute en la enseñanza del alumnado.

Además, el Departamento de Educación ha recuperado los centros de formación del profesorado en el medio rural (Alcorisa, Sabiñánigo, Ejea de los Caballeros, La Almunia, Monzón y Calatayud, más el que abrirá en breve en Tarazona). En este sentido, ha reforzado la formación online para que llegue a todo el territorio.

"La apuesta del Gobierno de Aragón por la educación en el medio rural se ve en todas las etapas, desde las edades más tempranas, se financian 200 escuelas infantiles en más de 150 municipios, que beneficia a 5.600 alumnos, a los niveles postobligatorios, esta legislatura se han implantado 50 nuevos ciclos, la mitad de ellos fuera de las tres capitales", ha apuntado el Departamento de Educación.

OBSERVATORIO DE LA ESCUELA RURAL

El Observatorio de la Escuela Rural, pionero en España, trabaja con el objetivo de mejorar la educación en los pequeños municipios y tiene también la encomienda de potenciar la investigación, documentación, elaboración y producción de materiales didácticos o adaptación de los existentes, así como la recogida y difusión de buenas prácticas y su constitución como punto de encuentro e intercambio de experiencias.

Asimismo, se propone la promoción de encuentros anuales entre los profesionales del medio que favorezca la puesta en conocimiento de trabajos y experiencias que puedan derivar en mejoras y en un trabajo en red de las diferentes instituciones y entidades que velan por la educación aragonesa.

El Observatorio da voz a los diferentes sectores sociales, económicos y culturales de los municipios aragoneses y cumple, además, con el requerimiento del Pacto Social por la Educación, que incluía entre uno de sus puntos la implantación de este organismo.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Lambán ha mencionado la importancia de la financiación autonómica para el sistema educativo de la Comunidad. Ha recordado que la reforma del sistema la tenía que haber acometido el PP en 2014 y que, sin embargo, todavía está pendiente.

Ha lamentado que el hecho de que exista una financiación autonómica basada en el número de habitantes significa que Aragón tenga dificultades para proveer de servicios públicos de calidad a los habitantes del medio rural, ya que en estas zonas el coste de una plaza escolar es mayor, al igual que el de la sanidad.

Por ello, ha aseverado que la financiación autonómica debería tener en cuenta los "costes reales" que supone la prestación de los servicios en comunidades autónomas como Aragón. Así, ha recordado la reunión que, en este sentido, se mantuvo en Zaragoza con los presidentes de Galicia, Asturias, Castilla y León y Castilla La Mancha para hacer "un frente común" reclamando "una mejora sustancial de la financiación adaptada a las necesidades de zonas despobladas".

"La reforma del sistema de financiación autonómica sigue pendiente y eso nos causa problemas muy serios. No quiere decir que tengamos que dejar de hacer lo que tenemos que hacer, quiere decir que a políticas sociales, educativas, sanidad y servicios sociales destinamos todos los fondos que son necesarios, pero eso significa que lamentablemente otro tipo de cosas que también tendríamos que hacer no las podemos hacer", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Teruel.