Rueda de prensa en En Marea este sábado
Rueda de prensa en En Marea este sábado EUROPA PRESS

El portavoz de En Marea, Luis Villares, ha proclamado este sábado que, a día de hoy, la formación mantiene un "no" "rotundo" a los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno del PSOE y ha advertido a sus cinco representantes en el Congreso que "la posición la fija esta dirección" y que "cualquier acto que se apartase" de sus directrices "debilitaría" al partido.

Luis Villares así lo ha remarcado en rueda de prensa, en la que ha estado acompañado de la diputada por En Marea en el Congreso, Alexandra Fernández, tras la reunión del Consello y de la Coordinadora.

El portavoz de En Marea ha negado que existan divisiones internas y ha reivindicado que el rechazo a los Presupuestos ha sido adoptado de forma "unánime" este sábado. Un golpe en la mesa de Luis Villares que ha asegurado que "quien marca la decisión política del grupo parlamentario es la dirección de En Marea". "Por lo tanto, no tengo ninguna duda de que el grupo parlamentario va a seguir esas directrices", ha sugerido, en un llamamiento a los diputados a mantener la disciplina marcada por la dirección gallega que encabeza.

En todo caso, ha dejado caer, a modo de "reflexión", que "cualquier acto que se apartase de las directrices marcadas por la dirección debilitaría el conjunto de la posición política de En Marea y a aquellos que se separan de las directrices de la dirección", y ha defendido la necesidad de "firmeza"" y de "contundencia en las negociaciones con el Partido Socialista y con el Gobierno".

"Por tanto, cualquier acto que se separase de eso debilitaría la posición del conjunto del espacio político en Galicia", ha avisado, aunque eso suponga "efectivamente", como ha admitido, que sus diputados voten diferente del grupo confederal Unidos Podemos en el que se integran.

Su postura ha sido respaldada por Alexandra Fernández, la única representante de En Marea en el Congreso que ha estado presente. La diputada ha señalado que los PGE del PSOE son "pésimos para Galicia" y un "mazazo para el país", por la pérdida de peso con respecto al conjunto del estado y porque se visibiliza que son "continuistas" del PP, sin ningún "modelo de futuro": "Cuando termine la Alta Velocidad no hay otro proyecto de país más que el del sector servicios y la turistificación, pero con modelo de desmantelamiento de sectores claves".

Un rechazo que Luis Villares ha explicado haciendo referencia a la falta de inversiones, ante el descenso del "20% con respecto a los PGE anteriores" y que supone un 38% en relación al resto del Estado, en el que se incrementan un 18%.

No obstante, mantiene que este voto en contra puede variar si el Gobierno introduce cambios en el documento presupuestario y ha instado al Partido Socialista a "mover ficha" y a abrir un canal de negociación "directa" con En Marea, después de que las conversaciones hasta el momento "no fueran fructíferas".

El objetivo será alcanzar un "acuerdo bilateral", con las medidas incluidas en la 'Axenda galega do cambio' de fondo y que fije, por un lado, las "líneas rojas" establecidas para las enmiendas parciales y, por otro, que se produzca antes del debate de la totalidad de los presupuestos. "No podemos dar un cheque en blanco para que después no se cumplan las enmiendas comprometidas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.