Según han manifestado en un comunicado, el acuerdo, suscrito entre el Consell y el Ayuntamiento, fue calificado de "meramente político", pero contempla derechos y obligaciones de tipo jurídico y económico para la empresa concesionaria y los usuarios del servicio de autobús y carece de los preceptivos informes de Intervención y Secretaría.

Entre otras irregularidades del acuerdo firmado en 2016 y su adenda de 2018, éste carece de un estudio económico sobre el equilibrio concesional que determine de forma "clara y concisa" el precio de las tarifas.

Según Epic, el equipo de gobierno del Ayuntamiento ha aceptado "vergonzosamente" un incremento medio de 40 céntimos en el precio del billete de autobús, obviando los informes externos que indicaban que el incremento en las tarifas por usar el Cetis "debería ser cero o casi cero".

"Es especialmente gravoso que en connivencia con el Consell Insular pretendan subvencionar el elevado incremento del precio del billete con dinero público, en vez de cuestionarse dicha elevada subida. Con esta medida favorecen una vez más a una empresa privada que ostenta una concesión otorgada, pese a no presentarse a concurso público alguno", han declarado desde Epic Ibiza.

"El alcalde Rafa Ruiz pretende con el acuerdo y la adenda de presunto carácter político manipular una vez más a la opinión pública obviando la mínima legalidad, cuando en realidad lo que pretende es tapar el pufo", han zanjado.