Falta de aparcamiento y citaciones con errores. Con la entrada en funcionamiento de los seis juzgados civiles y el de guardia se completó ayer el traslado de las dependencias judiciales de L’Hospitalet al edificio H de la Ciutat de la Justícia, en el entorno de la plaza Cerdà.

En el primer día, los ciudadanos se quejaron ayer de desorden entre los funcionarios, de haber recibido citaciones en el juzgado antiguo, el de la avenida Josep Tarradellas, y de tener dificultades para estacionar.

Menos espacio

Los abogados y procuradores en general se mostraban satisfechos, igual que los trabajadores aunque algunos de ellos se quejaban de falta de espacio ya que, por ejemplo, los seis Juzgados de Instrucción están todos en la misma planta, la quinta, mientras que los seis de Instrucción están repartidos entre las plantas 5 y 6.

La circulación en el entorno de la Ciutat Judicial se ha hecho más fluida con la apertura de la av. del Carrilet, que discurre en medio del equipamiento judicial, aún en obras.