Según consta en el escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, en la noche del 21 de febrero de 2016, el acusado, identificado como M.A.R.L, accedió por la terraza a una vivienda de la localidad de Padul y, sin ocasionar desperfecto alguno, se apoderó de 12 de estas palomas de competición.

Un mes más tarde, repitió la operación en otra vivienda del municipio, aunque esta vez de día. Saltó la valla perimental del inmueble y se hizo con otras ocho palomas buchonas.

Los animales tienen un valor total de 5.350 euros y fueron recuperados por la policía, que los devolvió a sus legítimos propietarios, quienes no reclaman nada.

El fiscal atribuye un delito continuado de robo con fuerza en casa habitada al acusado, que será juzgado el próximo 14 de febrero en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.