Reflejo, así se llama la operación que ha permitido a la Guardia Civil desmantelar una red nacional que distribuía pornografía infantil a través de Internet. La Benemérita ha detenido a nueve personas –varias en Córdoba y Almería– presuntamente implicadas en la distribución de vídeos con contenido sexual de menores. La investigación se inició tras la denuncia en Lérida de un ciudadano que se descargó un vídeo que parecía contener otras imágenes.