Imagen de un establecimiento con cervezas alemanas.
Imagen de un establecimiento con cervezas alemanas. EP

Los fabricantes de cerveza de Alemania han anunciado este viernes que incluirán, a partir de ahora, en su etiqueta el número de calorías que se están consumiendo con cada bebida.

Por el momento, las leyes de la Unión Europea no exigen indicar los ingredientes y el valor nutricional de las bebidas alcohólicas, a pesar de haber amenazado con obligar a tomar esta medida. La Federación de Cerveceros Alemanes asegura que su iniciativa es totalmente voluntaria y que las etiquetas serán introducidas gradualmente a lo largo de este año. 

De acuerdo con un sondeo realizado por el instituto demoscópico INSA para la federación, un 52% de los consumidores alemanes apoya la idea de incluir datos sobre las calorías en el etiquetado de las botellas de todos las bebidas alcohólicas como cerveza, vino o whisky.

Los fabricantes de cerveza esperan que otros ramos como el vitivinícola o el de los productores de bebidas destiladas les sigan los pasos. Una cerveza Pilsen clásica tiene según los datos de los cerveceros unas 40 kilocalorías por cada 100 mililitros.