Puerto pesquero La Bajadilla
La ampliación del puerto permitiría el atraque de cruceros de pequeño y mediano tamaño junto a las barcas de pesca. Gomez

Ante la frustración por tener que esperar a la aprobación definitiva del nuevo PGOU para hacer realidad el proyecto de mejora y ampliación del Puerto Marina-La Bajadilla, más conocido como el puerto pesquero de Marbella, la alcaldesa de la localidad, Ángeles Muñoz, ha optado por movilizar a la ciudadanía a fin de presionar a la Junta de Andalucía para que cambie de opinión y ejecute de inmediato el proyecto.

El proyecto cuenta con informes favorables de la Consejería de Medio Ambiente y la Demarcación de Costas

Así lo reconoció ayer la regidora marbellí quien pedirá el apoyo de los distintos colectivos empresariales y sociales del municipio, pues considera que "no podemos tolerar que una obra esencial para la dinamización económica de la ciudad esté condicionada por la aprobación del nuevo planeamiento" como sostiene la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA).

Más si cabe, cuando el proyecto que ostenta un presupuesto de 80 millones de euros, cuenta con los informes favorables de la Consejería de Medio Ambiente y la Demarcación de Costas.

La iniciativa permitiría ampliar el número de atraques de 200 a más de 400, habilitando el recinto para cruceros de pequeño y mediano tamaño.

Para el equipo de Gobierno local no cabe duda de que el proyecto "es una actuación urgente y no podemos esperar a que la Junta impulse un proyecto de mayor envergadura que no sabemos cuándo se pondrá en marcha". Por ello, ya se han puesto manos a la obra y ayer mantuvieron la primera de las distintas reuniones que en las próximas semanas piensan mantener con colectivos locales en busca del clamor popular como mejor arma de presión.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MARBELLA