Portavoz parlamentaria de Industria del BNG, Noa Presas
Portavoz parlamentaria de Industria del BNG, Noa Presas EUROPA PRESS

En este sentido, Presas ha asegurado ante la prensa en el Parlamento gallego que el cierre de la factoría "sin un plan B y con estas condiciones, no será con garantías".

Asimismo, ha culpado ha Naturgy, la empresa que explota la central, por haber hecho "muchísimo daño" medioambiental "para obtener mayores beneficios" y ha asegurado que la Xunta no veló por planificar un nuevo modelo energético gallego, "que es inevitable porque tanto el carbón como el gas son energías finitas".

Además, ha pedido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y al conselleiro de Economía e Industria, Francisco José Conde, que den explicaciones por "haber mentido" a los gallegos cuando, en la campaña electoral de 2016, "se sacaban fotos con los directivos de la eléctrica prometiendo las inversiones necesarias para adaptar la central a la normativa ambiental".

Unas exigencias ambientales de la Unión Europea que, a juicio del BNG, son conocidas desde hace años, "sin que el PP moviese un dedo para hacerlas cumplir".

"Meirama y Alcoa evidencian el disparate de que un país como el nuestro, que es productor de energía especializada que genera beneficios multimillonarios a estas grandes empresas, vea como al mismo tiempo está en una vía de empobrecimiento y de cierre de empresas", ha explicado Presas.

En este contexto, los nacionalistas gallegos han demandado que Naturgy se adapte a la normativa para evitar un cierre que supondrá a Galicia aceptar 80 millones de euros pero "de una empresa que obtuvo 800 millones de euros de beneficio".

Además, Presas ha pedido que la Xunta y los trabajadores tengan voz "directa" en las negociaciones, así como la planificación de un modelo propio para cerrar el carbón "de forma organizada".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.