Estación transitada de Metrovalencia
Estación transitada de Metrovalencia GVA - Archivo

El sindicato ha tomado esta decisión ante "la falta de negociación y el desprecio tanto de la dirección de FGV como del Gobierno Valenciano hacia Intersindical Valenciana, al dejarla al margen de las negociaciones que está manteniendo con otras fuerzas sindicales, pese a ser la primera convocante y denunciante de la actual situación de FGV", ha explicado en un comunicado.

De hecho, Intersindical tenía programado un calendario distinto al de otros sindicatos, con paros hasta el 27 de enero. Ahora los ampliará hasta el 31 de marzo, para los viernes, fines de semana, vísperas de festivos y festivos en franjas de horario nocturno.

Según SF-Intersidical Valenciana, a lo largo de estos meses han intentado llegar a acuerdos con el resto de fuerzas sindicales en cuanto a horarios y fechas para las movilizaciones, pero de algunos todavía están "esperando respuesta".

Precisamente este jueves, otras formaciones en FGV se reunían con responsables de la empresa pública y de la Conselleria. Tras el encuentro, UGT, CCOO, SIF y SCF decidieron mantener los paros que tienen previstos hasta 29 de enero, a la espera de que la administración les ofrezca una solución que responda a sus reivindicaciones salariales y a sus demandas de aumento de plantilla y de mejora de las condiciones laborales.

Sin embargo, el Sindicato Ferroviario-Intersindical Valenciana no fue convocado a esta reunión, han asegurado fuentes de esta formación a Europa Press.

Entre las peticiones de los sindicatos se encuentra la recuperación progresiva del 10% de la masa salarial, a la que los trabajadores de este empresa pública renunciaron por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 2012 para evitar el despido de 150 compañeros.

Consulta aquí más noticias de Valencia.