Juanma Moreno  ya es oficialmente presidente de la Junta de Andalucía. El candidato del PP pone fin a 36 años de gobiernos socialistas y sucede en el cargo a Susana Díaz. Moreno, además, ha prometido su cargo con la presencia de Pablo Casado, Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría.

El nuevo presidente ha reiterado su respeto hacia Susana Díaz, también presente en el acto, a quien volvió ofrecer su colaboración. "Estamos viviendo un momento crucial de la historia de Andalucía, a partir de ahora muchas cosas no pueden ser como han sido antes", sentenció. "A todos les invito a recorrer juntos el nuevo camino hacia un futuro mejor", añadió Moreno, que habló de una presidencia "de Andalucía y para Andalucía".

"Creo profundamente en Andalucía y quiero que Andalucía crea en sí misma", continuó el presidente, antes de asumir que el camino "no va a ser fácil". Es más, puso en valor la necesidad de abordar como prioridad tanto el empleo como la economía. Asimismo, ha hecho un guiño a Pedro Sánchez, asegurando que va a dejar atrás "intereses partidistas" para conversar y avanzar. Pero avisa: "No podemos ser una tierra sumisa y silenciosa".

Precisamente el propio Rajoy ha defendido que el cambio de gobierno que se ha producido en Andalucía es "bueno" para esta comunidad, y ha confiado en que redunde "en beneficio de los andaluces".

Eso sí, se ha desmarcado de aleccionar en algún sentido a Moreno. "Yo no soy quién para dar consejos a nadie, yo lo que le deseo es mucha suerte", ha señalado.

El acto ha contado también con la presencia de la principal valedora del nuevo presidente. Soraya Sáenz de Santamaría respaldó en todo momento a Moreno, que fue uno de sus principales apoyos en las primarias del partido.

Casado quiere exportar el pacto

Por su parte, Casado ha apuntado que la llegada de Moreno al poder "va a ser el primer paso para muchos gobiernos autonómicos y municipales que en mayo va a recuperar el PP, y también para recuperar el Gobierno de España en cuanto haya elecciones generales".

A la toma de posesión también ha asistido la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, en representación del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Otros de los asistentes han sido la presidenta del Congreso, Ana Pastor, o los presidentes gallego y madrileño, Alberto Nuñez Feijóo y Ángel Garrido.

El Gobierno tiende la mano

La propia Batet ha tendido la mano a Moreno para trabajar "conjuntamente" en los retos que "asume como presidente". La ministra ha hablado de "cooperación y diálogo" entre instituciones. La titular de Política Territorial ha reivindicado el trabajo realizado por Díaz, y ha deseados suerte al nuevo líder del Ejecutivo andaluz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.