Huelga de taxis en Madrid
Huelga de taxis en Madrid. GTRESONLINE

Casi 16.000 taxistas de la Comunidad de Madrid están llamados desde este lunes a partir de las 6.00 horas a secundar una huelga indefinida para exigir al Gobierno regional que acometa de manera inmediata la regulación de los vehículos de transporte con conductor (VTC), un negocio en el que participan multinacionales como Uber o Cabify.

Las principales asociaciones del taxi (Federación Profesional del Taxi, la Asociación Gremial Autotaxi, la Asociación Madrileña del Taxi y Radio Teléfono Taxi) reclaman una regulación específica del Ejecutivo que dirige Ángel Garrido (PP), al igual que se está haciendo en Cataluña y Valencia, teniendo en cuenta que en Madrid la situación es "mucho más grave" al contabilizarse más de 6.300 licencias de VTC concedidas, una cifra que previsiblemente irá en aumento. En su opinión, debería haber una autorización de VTC cada 30 taxis, como marca la ley de transporte de 2015.

El presidente regional ya adelantó que ofrecerá a los taxistas, en una reunión que se celebra este lunes por la mañana, reforma exprés de la Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid por el procedimiento de lectura única para que pueda estar aprobada antes de que acabe la legislatura.

El secretario de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Santiago Simón, replicó que van a esperar a ver con detalle qué les ofrece Garrido, pero que lo que tienen claro es que quieren "compromisos básicos" y "que sea algo tangible y real", que "regule el escándalo de licencias de VTC que hay en Madrid". "Proponen una especie de reforma exprés de la que no sabemos más, pero lo que nosotros pedimos es muy fácil y sencillo, que no hagan de taxis vehículos que no están autorizados para ser taxis", explicó Simón.

Los taxistas tambien solicitan más atención por parte del Ayuntamiento de Madrid que dirige Manuela Carmena (Ahora Madrid). El Consistorio de la capital avanzó el pasado mes de diciembre que regulará el sector VTC a través de una ordenanza que prevé aprobar antes de que el próximo mes de mayo concluya la actual legislatura municipal.

Por su parte, Unauto, la patronal mayoritaria de las empresas de VTC, pidió al presidente de la Comunidad que no ceda ante las amenazas del sector del taxi. "Parece mentira que el chantaje y las amenazas sean la fórmula para forzar una regulación innecesaria", afirmó el presidente de Unauto, Eduardo Martín. El empresario abogó por abrir un "proceso de diálogo" para llegar a un acuerdo "que ponga a los usuarios en el centro de la ecuación", y que respete los "10.000 puestos de trabajo" que el sector genera en la región.

Un evento de 250.000 personas

Los paros cobran especial relevancia porque se inician en la víspera de que arranque la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en el recinto de Ifema. Este evento, que empieza el miércoles y acaba el domingo, congregará durante esos días a unas 250.000 personas. Los taxis han sido años atrás un servicio clave para garantizar el desplazamiento de miles de personas a la feria. Los organizadores ya han anunciado que se reforzará tanto el servicio de Metro como el de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

El temor a los efectos de la huelga es tal que la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) pidió al sector del taxi que retrase una semana la huelga. «La huelga afectará directamente a la imagen de la ciudad de Madrid que se tiene en el exterior, e incluso a su propia actividad económica», señalaron los empresarios. CEIM estimó que Fitu tendrá un impacto económico en la Comunidad de Madrid de más de 325 millones de euro