Imagen de los pasajeros esperando en el hotel.
Imagen de los pasajeros esperando en el hotel. 20 minutos

Nada hacía prever a Eduardo que no fuera a llegar a tiempo a Madrid. Iba con un amigo en el vuelo IB6650 que partió de Lima a las 20:40h de este miércoles y se suponía que aterrizaría en Madrid a las 14:05h de este jueves.

Pero a esta hora, no ha cruzado el Atlántico. Ni él, ni los 360 pasajeros que les acompañaban en la aeronave de la compañía Iberia. "No nos han dado ninguna información, las azafatas estaban muy nerviosas y no sabían lo que estaba pasando", explica a 20minutos este pasajero que usa un nombre ficticio en su relato.

El avión sufrió una incidencia técnica en pleno vuelo, tres horas después de partir de la capital peruana. El aparato sufrió una pérdida de presión del aceite en uno de los cuatro motores del avión y causó la inquietud de los pasajeros. El piloto viró su ruta y tuvo que aterrizar de emergencia en el Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá. Y allí, en la capital colombiana, llevan atrapados todos los pasajeros durante más de 10 horas.

Los viajeros fueron trasladados por Iberia a un hotel cercano donde, dicen, a pesar de haber tratado de contactar con la compañía en numerosas ocasiones, continúan esperando sin obtener ningún tipo de información.

"Estamos buscando una solución"

"El teléfono de atención está activo las 24 horas del día", apunta a este medio un portavoz de la aerolínea. "Estamos buscando una solución para traer a los pasajeros con otras compañías. Nosotros solo tenemos un vuelo al día desde Bogotá a Madrid y por eso no hay plazas suficiente para reasignar a la gente".

La empresa, en este sentido, asegura estar solucionando el problema de la manera más efectiva posible y están cooperando con otras compañías aéreas del mismo aeropuerto. Un problema añadido, aseguran desde Iberia, es que el incidente se produjo a una "hora intempestiva".

Por el momento, cerca de la mitad de los pasajeros ya han sido reasignados en otros vuelos. Pero otros no lo han sido y están formulando sus protestas a través de las redes sociales.