José Villarejo
El comisario Villarejo, durante una entrevista con Jordi Évole. LaSexta

Kitchen es la séptima pieza separada, de ocho, de la causa judicial Tándem, que investiga al excomisario de policía José Manuel Villarejo y toda su red de actividades al margen de la legalidad. Al frente está el juez Manuel García Castellón.

En 2013, presuntamente, el Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz puso en marcha una operación para sustraer documentos al exgerente del PP Luis Bárcenas sobre la financiación del PP, que se pagó con fondos reservados. Un extremo que revelaron los papeles y audios incautados al excomisario y confirmaron después los desclasificados por el Gobierno -aún faltan-, que incluyen recibís firmados por el exchófer de Bárcenas.

La causa es secreta y estos son los principales investigados:

José Manuel Villarejo

Comisario de policía jubilado. Está en prisión provisional en la cárcel de Estremera desde el 5 de noviembre de 2017. Se le investiga en varias causas por las actividades presuntamente delictivas que habría realizado junto a algunos socios y clientes. En Kitchen se le atribuyen los delitos de malversación, prevaricación, robo, allanamiento y cohecho; en otros procedimientos, también los de organización criminal, extorsión o blanqueo. Se le investiga incluso por el asalto del falso cura a la casa de Bárcenas. En los registros de la operación Tándem a su domicilio y oficinas, la Policía encontró un gran número de papeles y archivos informáticos de los que salió, entre otras, Kitchen. En 2013, Villarejo era adjunto a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional. Su supuesta mano derecha era el comisario Enrique García Castaño. Según la investigación, se habría encargado de tratar con Sergio Ríos, exchófer de Bárcenas, confidente a cambio de unos 2.000 euros al mes de fondos reservados.

Enrique García Castaño

Exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía (UCAO). Ha estado vinculado durante casi toda su carrera a la lucha antiterrorista. Fue cesado en 2017 después de que se hicieran públicas las grabaciones de su reunión con Villarejo e Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid investigado en el caso Lezo. Se le destinó como comisario zonal en el sur de Madrid. Conocido como El Gordo, trabajó codo con codo con Villarejo. Fue detenido el pasado julio y después puesto en libertad. También se le atribuyen los delitos de malversación, prevaricación, robo, allanamiento y cohecho. Desde el principio pidió poder declarar sin atenerse a la Ley de Secretos Oficiales, de ahí que el Consejo de Ministros desclasificara documentos. Cuando Eugenio Pino, número dos de la Policía, apartó supuestamente a Villarejo de Kitchen, recurrió a él para que continuara la labor.

Eugenio Pino

Ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional. Número dos de Ignacio Cosidó, cuando el ahora senador estuvo al frente del Cuerpo. Fue, presuntamente, quien autorizó la operación Kitchen, aunque él mismo ha negado su existencia, y quien recurrió a Villarejo y, después, a García Castaño para intentar hacerse con la documentación en poder de Bárcenas. Hombre de confianza del ministro Jorge Fernández Díaz en la Policía, estuvo al frente de la denominada brigada patriótica que actuó en la operación Cataluña y está actualmente procesado por el 'pendrive' de la familia del expresident Pujol.

Andrés Gómez Gordo

Jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana en Alicante. Fue director general de Documentación y Análisis en el Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla La Mancha; antes trabajó para la Comunidad de Madrid con Francisco Granados, entre otros. Y después, pasó por la DAO de Pino y por la UDEF. Cuando tuvo lugar la operación Kitchen, era inspector jefe. El exchófer de Bárcenas declaró ante el juez que fue Gómez quien lo captó; el trabajo se lo encargó, supuestamente, la Dirección Adjunta Operativa de la Policía porque conocía al exchófer de su época en la Comunidad de Madrid. En enlace habría sido Villarejo. Gómez Gordo niega los hechos. El juez, que le investiga por un delito de malversación, le ha prohibido salir del país, así como al exchófer.

Sergio Ríos

Exchófer de Bárcenas y policía. Según la investigación, actuó de confidente de la Policía y cobró hasta 48.000 euros de fondos reservados a cambio de sustraer papeles del exgerente del PP. El juez le ha retirado el pasaporte y le ha impuesto la obligación de comparecer cada mes en el juzgado. Está investigado por prevaricación, malversación, robo y allanamiento. Kitchen ha dado lugar a otra investigación paralela sobre la caja b del PP en la que Bárcenas declaró que su chófer llevó, por encargo suyo, documentos sobre la contabilidad paralela del partido desde la sede del PP a un estudio de restauración de su mujer, así como una carpeta con documentos al despacho de su entonces abogado. Ríos fue el primer investigado en el caso Kitchen.