Pasta de dátiles
Pasta de dátiles EMMA GARCÍA

Si uno de tus propósitos para este año es comer mejor y reducir la cantidad de azúcar que consumes -buena idea-, aquí tienes una forma sencilla de conseguirlo: una pasta de dátiles que se puede preparar en casa en un momento.

Ahora que sabemos que todas esas alternativas supuestamente sanas al azúcar no lo son tantoesta pasta a base de dátiles puede ser una buena solución si no queremos renunciar al dulce. Y sirve tanto para endulzar un café como un bizcocho.

El proceso es muy sencillo y solo necesitaremos dátiles, agua y un robot de cocina o batidora para que la pasta quede lo más fina posible y sin trozos hasta conseguir una textura cremosa.

Usaremos 250 gramos de dátiles que tenemos que deshuesar. Dependiendo de la variedad y lo secos que estén, tendrán que pasar más o menos tiempo en remojo. Algunos incluso se pueden triturar directamente evitando este paso. Ponemos los dátiles en un bol o tupper y los cubrimos con agua. Los dejamos en remojo entre 2 y 8 horas.

Retiramos el agua y ponemos los dátiles en la batidora o robot de cocina, y añadimos un poco de agua (mineral si tenemos aguas duras en casa con mal sabor). Trituramos y vamos añadiendo poco a poco el agua que haga falta hasta conseguir una crema no demasiado espesa.

Pasamos la crema de dátiles a un tarro de cristal y lo conservamos en el frigorífico. Aguantará sin problemas 10-15 días.