Antonio Garamendi
Antonio Garamendi, presidente la CEOE. Óscar del Pozo / Europa Press

El recién elegido nuevo presidente de la CEOE, Antonio Garmendi, cobrará un salario de unos 300.000 euros al año por su dedicación en exclusiva a la organización empresarial, más otros 50.000 en variables, según informa lainformacion.com, que explica asimismo que la decisión se adoptó tras el acuerdo alcanzado para integrar en la cúpula de la patronal a la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), una operación que legitima la condición laboral de Garmendil como "autónomo distinguido" de la propia CEOE.

Las condiciones del contrato del presidente de los empresarios, que aún no han sido formalizadas, fueron aprobadas por unanimidad este miércoles en sendas reuniones celebradas por el comité ejecutivo y la junta directiva de la patronal. La comunicación pública del salario de Garamendi, no obstante, se llevará a cabo "en su momento" a través del portal de transparencia de la CEOE, por lo que, según añade lainformacion.com, habrá que esperar hasta que se cierre el presente ejercicio económico para poder comprobar las cifras de manera oficial.

Pese a que la posibilidad de incorporar una retribución para el presidente de la organización está contemplada en los propios estatutos de la junta directiva de la patronal, esta medida no se había aplicado desde que José María Cuevas dejó de ser presidente, hace ya casi doce años. Cuevas fue, de hecho, el único que percibió un salario de la entidad, ya que ni Gerardo Díaz Ferrán ni Juan Rosell —sus sucesores— recibieron remuneración alguna. Ambos, sin embargo, compatibilizaban su cargo al frente de la patronal con otras actividades o negocios, mientras que Garamendi se dedicará en exclusiva a la presidencia de la organización empresarial.

Con respecto a la integración de la cúpula de la ATA en la CEOE, la informacion.com recuerda que se trata de un reto pendiente desde hace años, y que despeja las incertidumbres que pesaban sobre el futuro de Cepyme, la patronal de las pequeñas y medianas empresas que presidía hasta ahora el propio Garamendi: "Para Cepyme el acuerdo de CEOE con ATA es fundamental ya que evita que la entidad representativa de los trabajadores autónomos cierre filas con la patronal catalana Pymec, lo que hubiera provocado una seria competencia para la 'hermana menor' de CEOE", indican.