Imagen de recurso de la Policía Nacional
Imagen de recurso de la Policía Nacional POLICÍA NACIONAL

Dos de los jóvenes detenidos por varios robos violentos a taxistas han ingresado en prisión y, por su parte, el menor que también ha sido arrestado permanecerá en régimen cerrado en un centro de menores. La otra detenida dentro de este caso fue puesta en libertad con cargos, tras su detención, al comprobar que no tuvo participación directa.

De esta manera, el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) sigue con la investigación, una vez ha determinado que este grupo no guarda relación con los dos menores que fueron detenidos la semana pasada por el robo con violencia a un taxista y dos robos con intimidación, utilizando un arma blanca, en dos establecimientos del barrio de Pere Garau.

Según han informado este mismo miércoles, con las cuatro detenciones de este lunes se han esclarecido todos los robos con violencia perpetrados contra taxistas. A pesar de esto, la investigación continúa y no se descarta la detención de otras personas.

La Policía sostiene que estos jóvenes usaban "violencia gratuita, desproporcionada e injustificada". Las investigaciones comenzaron el 17 de diciembre, cuando se recibió una denuncia de un robo con violencia a un joven, a quien le golpearon violentamente. Le intimidaron con un cuchillo y le obligaron a efectuar reintegros de dinero en efectivo en un cajero automático en Gomila.

Tras este hecho, le siguieron tres robos con violencia e intimidación a taxistas. El primero fue el pasado 28 de diciembre a las 02.30 horas en la zona de Cala Major; otro tuvo lugar al día siguiente a las 05.00 horas en la zona de Sant Agustí. El último tuvo lugar el 7 de enero a las 01.30 horas en Es Fortí. En todos ellos, se sustrajo el dinero en efectivo que llevaban los taxistas, así como móviles, tablets y otros efectos.

Según el relato policial, en todos los robos se recurrió a la agresión física sin que mediara provocación previa ni intimidación. Directamente, recurrían a la violencia, sujetando a las víctimas por el cuello, para luego darles puñetazos y golpes, y luego robarles.

Tras conocer los hechos, la Policía Nacional comenzó una investigación que ha tenido como resultado la detención de cuatro personas como autores de los hechos. Solo una de ellas tenía antecedentes policiales.

Las detenciones han sido practicadas este lunes; dos en Palma y las otras dos en Lloret de Vistalegre y Marratxí. Los detenidos son una mujer de 20 años de origen ucraniano, dos hombres de 23 años de origen brasileño, y otro menor de edad también brasileño.