El pasado viernes 11 de enero, dos trabajadoras de la administración denunciaron ante la Policía Nacional que el lotero había desaparecido. Las empleadas presentaron denuncia porque no tenían dinero en efectivo para pagar a los clientes y debido a que, aunque intentaron localizar al titular de la administración, no lo lograron, puesto que ni siquiera contesta al teléfono, según han explicado fuentes policiales a Europa Press.

La cantidad que faltaría procede de la recaudación de la venta de diversos boletos. Pero a esta se podrían sumar otros 30.000 euros más, en caso de que el hombre no aparezca antes del jueves, y que se corresponderían con la cantidad de esta semana que tiene pendiente de pagar a Loterías y Apuestas del Estado, conforme han resaltado desde la delegación de Loterías en Lugo.

De momento, la Policía Nacional está a la espera de que la sociedad pública Loterías presente denuncia contra el titular de la administración. Se desconoce su paradero y tampoco responde a las llamadas de sus familiares.

La administración de loterías, de momento, permanece cerrada por impago. Los clientes habituales que recogían unos números concretos tienen que dirigirse a otra administración, la número 8 situada en la calle Rúa Quiroga.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.