Concejal delegada de la Policía Local del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Giner
Concejal delegada de la Policía Local del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Giner EUROPA PRESS

La Unidad de Refuerzo Flexible de la Policía Local de Zaragoza, que sustituye a la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO), entrará en funcionamiento el próximo lunes, 21 de enero, medida que forma parte del preacuerdo firmado el pasado mes de febrero con la mayoría de la representación sindical este cuerpo.

La concejal delegada de la Policía Local del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Giner, ha explicado en rueda de prensa que esta nueva unidad centrará su trabajo en reforzar la actuación del resto de unidades cuando sea necesario, en especial de las funciones relacionadas con la prevención y la proximidad, incluido el despliegue territorial cuando las instrucciones del mando y las necesidades de los servicios así lo determinen.

Según ha comentado, van a reforzar las actuaciones en barrios rurales, donde hay "carencia de plantilla", así como a apoyar intervenciones que vayan destinadas a asegurar la convivencia y limpieza en algunas zonas del casco histórico.

La nueva unidad tendrá la misma estructura, plantilla, calendario y condiciones laborales que la UAPO y en lo que respecta a su uniforme, se adecuará progresivamente, estableciendo como criterio para su aplicación el mínimo coste posible.

Desde el servicio municipal encargado de la renovación de vestuario se procederá a la reposición gradual de prendas como las utilizadas por el resto de unidades del cuerpo, teniendo en cuenta las funciones de refuerzo encomendadas.

La propuesta de creación de la Unidad de Refuerzo Flexible se enmarca dentro del Plan de Actuación para un Nuevo Modelo de Seguridad en la ciudad de Zaragoza de 20 de julio de 2017, que recogía en su apartado de líneas estratégicas y plan de medidas la referencia concreta a una policía comunitaria basada en la proximidad.

NUEVO CALENDARIO

Giner ha detallado, asimismo, que también será el próximo lunes, 21 de enero, cuando se estrene el nuevo calendario de la Policía Local de Zaragoza, cuya principal novedad es la modificación de los ciclos de trabajo y descanso, que pasan de cuatro a tres, de forma que realizarán las mismas horas, pero más concentradas en el tiempo.

Los ciclos de trabajo no se habían modificado desde hace 25 años y su cambio va a afectar a la mitad de la plantilla, es decir, a unos 500 agentes de los algo más de mil con que cuenta la Policía Local, en concreto, a los destinados a las unidades de 'Sectores' y a la de 'Motoristas'.

Las unidades de 'Sectores' se centran en el trabajo en los barrios y también se han modificado ya que pasan de cinco a tres. Los nuevos sectores son el Norte, con sede en el Cuartel Pablo Ruiz Picasso y que atiende a los barrios de Actur Rey Fernando, El Rabal, Santa Isabel; el Sector Centro, con sede en el Cuartel Palafox y que abarca Casco Histórico, Centro, Delicias, Universidad, Almozara; y el Sector Sur, con sede en el Cuartel La Paz y que atiende al Distrito Sur, Casablanca y San José.

Giner ha indicado que si bien la previsión de entrada en vigor del nuevo calendario era el pasado 1 de enero, se ha retrasado hasta el próximo lunes para favorecer las previsiones de vacaciones y de organización previa que había en los primeros días del año.

NUEVA UNIDAD DE MEDIACIÓN

La concejal delegada de Policía Local ha informado, igualmente, de la constitución el próximo lunes, de manera formal, de la Unidad de Mediación, cuyos componentes han tenido una formación específica gracias a un convenio con la Universidad de Zaragoza.

Dicha unidad va a contar inicialmente con ocho miembros -dos oficiales y seis policías- y va a tener como principal objetivo la cooperación en la resolución de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.

Giner ha advertido de que todavía no va a atender a los ciudadanos, sino que primero va a tener lugar una primera fase de puesta en marcha en la que la unidad tiene que determinar sus protocolos y organización del trabajo, así como fijar las herramientas de difusión de su actividad.

Sus integrantes han sido seleccionados tras un período de formación que ha sido coordinado por la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo. Ha tenido una duración de 150 horas de formación reglada, de las cuales 60 horas lo han sido presencial, y que académicamente se corresponden con seis créditos ECTS (Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos).

Elena Giner ha esgrimido que la creación de este tipo de unidades se está demostrando, por la experiencia en otras ciudades, como "una herramienta importante que mejora la gestión de determinados conflictos particulares a través de la adopción voluntaria de resoluciones pacíficas, evitando así la vía judicial".

Se trata de introducir un cambio de modelo dirigido a la prevención como estrategia para resolver y gestionar los conflictos, intentando anticiparse a los problemas y trabajando no sólo cuando los conflictos se producen sino, también, en las causas y los orígenes.

Entre las situaciones en las que podría intervenir figuran, modo de ejemplo, conflictos de convivencia social y vecinal, molestias ocasionadas por ruidos, por obras o por animales domésticos, salubridad e higiene o por ocupación de espacios públicos o de uso común.

CONDICIONES LABORALES

La concejal delegada ha recordado las diferentes medidas puestas en marcha a lo largo de los últimos años en el seno de la Policía Local para mejorar las condiciones laborales de los agentes, como las medidas de flexibilidad, que no se convocaban desde hace diez años.

Según ha indicado, su objetivo es facilitar la conciliación familiar de quienes tienen derecho a ello y para eso "en breve" se hará pública la convocatoria para que los policías locales interesados puedan presentar su solicitud.

También se ha referido a la convocatoria de plazas de nueva creación y de promoción interna, que supondrá alrededor de 50 nuevos puestos a lo largo de las próximas convocatorias.

Otras medidas puestas en marcha en esta legislatura son la dotación de chalecos de protección; la rebaja en la altura mínima exigida a las mujeres para acceder al cuerpo; y la renovación en vehículos -con la adquisición de coches híbridos- y en otros elementos de trabajo.

Además, el Ayuntamiento ha impulsado las mejoras en formación -en especial en atención a violencia de género- y en las actividades divulgativas que realiza la propia Policía Local entre escolares y distintos colectivos.

También se han abierto nuevos canales de comunicación en redes sociales y se va a mejorar la gestión informática en las bases de datos de la Policía, así como a crear un protocolo de atención a caídas y accidentes en domicilios en colaboración con el área de Derechos Sociales.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.