Los autores de los robos entraban a las viviendas mediante escalo,y accedían al interior de las mismas tras forzar las ventanas de la planta superior. Para ello aprovechan las horas en las que se aseguraban de que no había nadie. Ya en el interior, sustraían dinero y cualquier objeto de valor así como telefonía móvil, ordenadores y televisores.

Tras conocer las denuncias, la Guardia Civil inició una investigación en la que además se han realizado numerosas vigilancias a personas con antecedentes y que pudieran vender los objetos robados en tiendas de segunda mano.

El resultado final ha sido la detención de estos dos hombres, vecinos de Torredonjimeno y uno de ellos con varios antecedentes por delitos contra el patrimonio como presuntos autores de tres delitos de robo con fuerza.

Consulta aquí más noticias de Jaén.