GUARDIA CIVIL DE ALMERÍA

Según ha indicado el Instituto Armado en una nota, en el marco de la operación 'Lauxar', los agentes identificaron a los sospechosos como presuntos integrantes de un grupo organizado, claramente estructurado y con funciones específicas cada uno de sus miembros.

Los agentes obtuvieron indicios de la posible existencia de estas plantaciones de marihuana tras esclarecer un homicidio que tuvo lugar en Paterna del Río el pasado 12 de octubre, en el que una persona recibió un disparo en el pecho al tratar, supuestamente, de robar una plantación de marihuana, lo que dio lugar a la detención de cuatro adultos y un menor en el marco de la operación 'Primales'.

La investigación se centró en un grupo de personas, vecinos de la zona, sospechosos de ser los encargados del cultivo, elaboración y distribución de la plantación de marihuana, estableciendo un discreto dispositivo de vigilancia sobre los componentes del grupo.

Como resultado de estas vigilancias, los agentes comprobaron que el grupo estaba "perfectamente estructurado, contando cada uno de sus miembros con funciones específicas", con lo que a través de este grupo se consiguió situar dos plantaciones diferentes en las localidades alpujarreñas.

Según la investigación, los detenidos contactaban con vecinos de las localidades con segundas viviendas en la zona para el alquiler de la misma a nombre de terceros para destinarlas a un uso ilícito, de manera que la vivienda de Bayarcal estaba situada a "escasos metros de uno de los colegios públicos".

Una vez situadas las viviendas, los agentes llevaron a cabo su registro y encontraron 489 plantas de marihuana, la mitad de ellas en gran estado de maduración que iban a ser cosechadas próximamente, así como gran cantidad de aparatos de aire acondicionado, conductos, filtros, lámparas, y diferente material eléctrico utilizado para el desarrollo del cultivo. Las estructuras contaban con enganches ilegales de luz.

Con estos indicios se arrestó a J.F.G.G., de 32 años y vecino de Paterna del Río, y a F.C.C., de 33, y F.R.E., de 22, ambos vecinos de Dalías y en prisión por orden de un juez de Berja. No se descartan nuevas detenciones al respecto.

Consulta aquí más noticias de Almería.