Revilla y Pazos
Revilla y Pazos GOBIERNO DE CANTABRIA

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha expresado su "confianza absoluta" en el rector de la Universidad de Cantabria (UC), Ángel Pazos, que el pasado lunes denunció una campaña "de chantajes y amenazas" en la institución académica con grabaciones y filtraciones sobre presuntas irregularidades en la contratación, y ha asegurado que "no se va a tapar nada" de ese asunto.

"No se va a tapar nada porque está donde tiene que estar: en manos de un gran rector y en manos de unos fiscales", ha garantizado, y pedido, Revilla durante su participación este miércoles en el Foro Económico de El Diario Montañés, en el que ha asegurado que tiene "la mejor impresión" de Pazos, al que ha calificado como una persona "honrada, seria y preparada".

Revilla ha opinado que la investigación sobre las acusaciones de posibles irregularidades en la UC, estando en manos del rector y de los jueces, no se va, "de ninguna manera, a condicionar la realidad de lo que haya ocurrido". "Lo que sea va a salir porque los jueces van a actuar, el fiscal ya ha actuado y el rector es una personal de tal prestigio que no va a consentir que se tape nada", ha remarcado.

Además de al rector, el presidente regional ha declarado su "apoyo total" a la UC, una institución que, a su juicio, "si ha habido alguna irregularidad", no puede quedar "empañada" por este tipo de cosas, "cuando tantos valores acumula y tanto prestigio acumula".

PAZOS "AGRADECE" EL APOYO DE REVILLA Y QUE CONFÍE EN LA UC

Revilla ha realizado estas declaraciones en presencia del propio Pazos, que ha asistido al foro y ha asegurado que "agradece de verdad" las palabras del presidente.

"Estas palabras de hoy de apoyo claro me parecen muy importantes, no tanto por el apoyo a mí, que agradezco a nivel personal mucho, sino por lo que significan de confiar en la institución", ha dicho Pazos, que ha deseado que en la UC, que tiene "cosas mejorables", no quede "el foco" en este tipo de operaciones "tan miserables", con grabaciones, chantajes informaciones y amenazas. Por ello, considera que el "apoyo" del Gobierno es "muy importante".

El pasado lunes, Pazos denunció públicamente que la UC estaba siendo sometida desde hacía tres semanas a una campaña de "chantaje y amenazas" que se inició, según explicó, con el envió de un escrito anónimo a él.

En ese anónimo, que está siendo investigado por la Policía y los tribunales y que también recibió la Fiscalía y el comisario de Policía, se informaba de nuevo de la posible falsificación de firmas de los integrantes de un tribunal de contratación de la UC del que formaron parte en 2012 el decano de la Facultad de Económicas, Pablo Coto; el profesor Manuel Agüeros, y el director del Máster en Comercio y secretario general del PSOE de Santander, Pedro Casares.

Además de este caso, que según el anónimo era "la punta del iceberg". se instaba al rector a investigar "la larga lista de delitos que se desprenden de esos hechos" y, de no ser así, amenaza con que "las filtraciones perdurarán en el tiempo y alcanzarán a personalidades que hasta el momento se creen inviolables".

En declaraciones a los medios de comunicación tras asistir al Foro de El Diario Montañés, Pazos ha explicado que ha recibido "muchísimo apoyo" con "decenas" o "casi centenares" de cartas, llamadas o correos electrónicos de integrantes de la comunidad universitaria, como profesores, personal administrativo o de servicios y alumnos.

Sí ha reconocido que, tras hacer público lo que sucedía, en el campus sí ha percibido "cierta sensación de sorpresa" e "incomodidad" al pensar que en la UC puedan darse situaciones como que se coloquen micrófonos, se "trafiquen" con grabaciones o se amenace. "Ha sorprendido", ha dicho Pazos.

Y sobre la investigación interna puesta en marcha por la UC al publicarse en OK Diario varias informaciones sobre irregularidades en la institución académica, Pazos ha señalado que "sigue en marcha" y, en este momento, se están llevando a cabo comparecencias de personas que puedan estar implicadas.

Al igual que ya adelantó el pasado lunes, la investigación en la UC "va a seguir" salvo que la trayectoria de la parte judicial de la investigación "obligue o aconseje" que se frene.

Además, y como ya dijo hace dos días, si la investigación interna tuviera que paralizarse antes de concluir, la UC valoraría personarse como parte interesada en el procedimiento judicial.

EL CASO DE LAS IRREGULARIDADES EN EL SCS

Durante el Foro Económico de El Diario Montañés, además de este tema referido a la UC, ha salido a relucir, en las preguntas de los asistentes, el tema de las irregularidades en la contratación del Servicio Cántabro de Salud, que está siendo también investigado por la Justicia.

Revilla ha sido cuestionado por el papel de la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), a quien la oposición pide que dimita o que sea cesada, y ha vuelto a recordar que "no hay ninguna acusación" por parte de la Fiscalía que involucre en este asunto a la socialista.

El presidente regional ha asegurado que si la fiscal hibiera metido a Real en el mismo "paquete" que a los otros altos cargos del SCS que ya han dimitido a raíz de este asunto "ella misma le hubiera pedido la dimisión".

Así ha hecho referencia, sin citarles, al exgerente del Servicio, Julián Pérez Gil; el exdirector de Gestión Económica, Francisco Javier González, y el gerente de Atención Primaria, Alejandro Rojo, que ya dimitieron y que han sido citados a declarar próximamente como investigados ante la juez que lleva el caso.

Cuestionado por las responsabilidades políticas, Revilla ha opinado que es "durísimo" ser cesado o tener que dejar un cargo público por el hecho de ser llamado a declarar como investigado y se ha preguntado cómo se "le quita el Sambenito" a la persona cesada si, finalmente, la Fiscalía determina que "no hay ningún delito".

Revilla ha señalado que, ante una denuncia, que "muchas veces son malintencionadas" y "sin ningún criterio", "cualquiera", y entre ellos los políticos, pueden acabar siendo llamados ante el juez como investigados.

Por ello, considera, y así lo hace el PRC, que un cargo debe dimitir, no cuando es llamado como investigado, sino a partir de la convocatoria de juicio oral y ha asegurado que eso mismo "van a exigir para los demás".

"No hay nadie que esté mas interesado en acabar con la corrupción que yo, lo llevo en los genes, porque robar, y sobre todo robar en lo público es gravísimo pero tampoco extrememos las cosas a hacer de los sospechososo culpables", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.