Contenedor de Humana Fundación Pueblo para Pueblo
Contenedor de Humana Fundación Pueblo para Pueblo HUMANA FUNDACIÓN PUEBLO PARA PUEBLO

Según ha informado la organización en un comunicado, este registro equivale a 681.600 de prendas de ropa recuperadas que tienen una segunda vida gracias a la reutilización y el reciclaje.

En España se rechaza anualmente un millón de toneladas de textil, pero solo el 10 por ciento (100.000 toneladas) ha sido recogido de manera selectiva por un gestor autorizado para promover la reutilización o reciclaje. Se trata de una cifra muy lejana del 55 por ciento fijado por la UE para el próximo año.

Incluso la Comisión Europea ha advertido en España y a 13 países más del riesgo de no cumplir este objetivo, alegando que nuestro país "necesita hacer más para que la ciudadanía y la economía se puedan beneficiar de la economía circular", la cual define los residuos como recursos.

"Desde Humana aplaudimos el trabajo de los municipios que promueven la recogida selectiva del textil", ha valorado Elisabeth Molnar, directora general de Humana, quien ha insistido en "la importancia de impulsar un modelo de gestión sostenible que priorice el factor social ante el mercantil".

CONTENIDOS DE COLOR VERDE

Las piezas recogidas por Humana proceden de los contenedores de color verde de la vía pública donde se deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil del hogar que ya no se utilizan para darles una segunda vida. El servicio de recogida del textil es gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y tratamiento de los residuos urbanos.

La reutilización y el reciclado del textil contribuyen al ahorro de recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, reducen los residuos a los vertederos y las plantes incineradoras, así como la emisión de gases de efecto invernadero.

La Comisión Europea calcula que cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kilos de CO2, por lo que las 329 toneladas recogidas en 2018 representan un ahorro de 1.043 toneladas de CO2 en la atmósfera.

La ropa depositada en los contenedores de Humana tiene dos destinos: el 61 por ciento se destina a las plantas de preparación para la reutilización de la Fundación, en Barcelona, Madrid y Granada, y el resto se vende a empresas de reutilización y reciclaje.