"Todo mi respeto a la candidata, además tiene tenacidad, ha conseguido éxitos maravillosos en el deporte, admirada deportivamente, y creo que una buena persona. Ahora, el procedimiento.... Yo me rebelo y deberíamos rebelarnos todos porque esto ya no es autonomía: te vienen aquí y te levantan".

Así se ha pronunciado Revilla en el Foro de El Diario Montañés, a preguntas de la prensa sobre si hubiera sido más difícil para él, como candidato a la Presidencia de Cantabria, tener como oponente a la presidenta del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, en lugar de a Beitia, impuesta por Génova.

"Yo tengo un respeto absoluto a todos los candidatos", ha respondido el regionalista, para asegurar, acto seguido, que el "jamás" militaría en el resto de partidos -"y me lo han ofrecido"- porque, en su opinión, quienes tienen que decidir quién va a ser candidato a la Presidencia de Cantabria tienen que ser los cántabros.

En este sentido, Revilla ha manifestado que la democracia se basa en los partidos "y se supone que los que más democráticos tienen que ser los partidos", y ha puesto como ejemplo su caso, votado por 974 compromisarios regionalistas de los 976.

"Que de repente llegue una persona que no es de Cantabria, que seguramente no sabe dónde está ni Valdáliga, a decirte: no usted no va, va ésta o éste. Yo eso jamás lo puedo aceptar porque entonces ni estamos en una democracia ni estamos en una autonomía. Es lo que se hacía antes con los gobernadores civiles", ha censurado.

Por eso ha reclamado la "democracia de partidos", que en su opinión son "los primeros que tienen que dar ejemplo", y "autonomía", que los cántabros "decidamos quién va a ser el alcalde de Polaciones, y quién va a ser candidato a la Presidencia de Cantabria".

Además, ha afirmado que este hecho se recoge en los estatutos y "no sé hasta qué punto es legal no cumplir los estatutos", ha comentado. "Los militantes votan a sus representantes" y lo contrario a Revilla le "descoloca", ha reconocido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.