Desde Policía Nacional se está ofreciendo soporte a la familia de la joven, de origen africano y adoptada por un familia de Ayegui, que viajó hasta Viena con una hermana mayor, de 32 años, para localizar al hermano del que "no sabían nada" y que, al parecer, "tenía problemas de drogodependencia y depresivos", han explicado desde la Delegación del Gobierno en Navarra.

La joven murió en la estación central de Viena después de ser apuñalada por su hermano, quien fue detenido y se encuentra en dependencias policiales.

Los agentes encontraron en el lugar de los hechos un cuchillo de cocina de unos 20 centímetros con el que el agresor, que ha confesado su responsabilidad, apuñaló a la víctima.

Según el relato del portavoz de la empresa ferroviaria austríaca (OBB), Daniel Pinka, ocho empleados de seguridad redujeron al agresor en el suelo y practicaron los primeros auxilios a la víctima. Los equipos de emergencia también trataron en vano de reanimar a la joven, que falleció en el lugar de los hechos.

Una vez tuvieron conocimiento de lo sucedido, la familia de la víctima y del agresor, ambos de origen africano y adoptados por una familia de Ayegui, se pusieron en contacto con el 112 para pedir orientación y ayuda ante el crimen. SOS Navarra les envió un equipo de apoyo psicológico para que fueran atendidos, han informado desde el Gobierno foral.

Por su parte, la Policía Nacional se ha hecho cargo de las gestiones y está ofreciendo labores humanitarias y de asesoría a la familia de la joven. Así, está colaborando con los familiares a través de la Embajada para intentar facilitar el trámite para la repatriación del cadáver y desde un primer momento se ha puesto a su disposición para "ofrecer tanto apoyo psicológico como facilitar los trámites", han señalado desde la Delegación.

Consulta aquí más noticias de Navarra.