Presidente De FVEM De Bizkaia En La Sede.
Presidente De FVEM De Bizkaia En La Sede. EUROPA PRESS

El presidente de la Federación Vizcaína del Metal, José Luis López Gil, ha pedido para La Naval la presencia de "un inversor privado, industrial, serio, que utilice la mayor gente posible en el astillero y que siga con la actividad dentro del sector o, al menos, desde un sector colateral industrial".

El máximo responsable del metal vizcaíno ha afirmado, asimismo, que desde la federación ya han detectado de momento cuatro empresas de la industria auxiliar que trabaja en torno a La Naval que se han visto afectadas, "y mucho", por el cese de actividad del astillero. Según ha apuntado, "evidentemente" su cierre va a afectar a esas empresas auxiliares, en las que trabajan en torno a 3.000 trabajadores.

López Gil ha hecho estas valoraciones en la sede en Bilbao de la federación durante la presentación del balance de actividad del sector durante el año pasado y las previsiones de la FVEM de cara a 2019.

En ese sentido, ha remarcado que el cierre de La Naval ha afectado al subsector relacionado con el metal en el que se encuadra el astillero, que ha arrojado cifras negativas en 2018, con una caída de más del 7% y en cuyo balance ha influido "con toda probabilidad, el bajón de la actividad de este subsector a pesar del buen comportamiento de otras empresas del sector naval".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.